fbpx
30
Jue, May

Nacional

La vicepresidenta de la Nación también se refirió a la necesidad de que el crecimiento se convierta en mayor distribución de la riqueza. Asimismo, cuestionó “el accionar de los halcones y palomas en el Fondo y en la oposición”. “No los entiendo porque soy pingüina y nos manejamos de manera colectiva”, subrayó.

En el marco de la presentación de la Escuela Justicialista Néstor Kirchner, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, manifestó sus inquietudes respecto del rol del Fondo Monetario Internacional y de la oposición en la economía como así también en la necesidad de mayor distribución de la riqueza en el marco del crecimiento de la actividad económica.

 

“Hoy tenemos crecimiento pero con bajos salarios. Estamos ante un nuevo fenómeno. Por primera vez, tenemos trabajadores en relación de dependencia pobres. Con posterioridad a la pandemia, la actividad económica creció pero el empleo es precario”, dijo CFK junto a Nicolas Trotta y Florencia Saintout, entre otros.

Según remarcó, “la actividad económica fue 0,4 por ciento y el consumo 1,5 por ciento más importante que en 2015”. “Cuando Sergio (Massa) dijo que el país iba a crecer, dije ojo, alineemos precios y salarios porque si no el crecimiento se lo van a llevar cuatro vivos. Si hay un punto de contacto con ese pasado es una presencia en la que nosotros como proyecto que a partir de 2005 pagándole al FMI los trabajadores pudieron participar del ingreso con el 51 por ciento”, sostuvo.

Cristina dijo también que “no hay ningún argentino de bien que ignore el lastre que significa el retorno del Fondo Monetario”.
“Estamos ante un problema brutal. Fue el protagonista de los peores momentos que se vivieron en la democracia en materia económica y de condicionalidades”, recalcó la ex mandataria al tiempo que insistió en que “ese acuerdo es inflacionario porque es una política enlatada, que se aplica con una receta monotemática a todos los países”.

“Es necesario revisar esas cláusulas, ese acuerdo. En el FMI hay halcones y palomas como en la oposición. Me cuesta entender esa lógica porque soy pingüina. Los halcones y palomas vuelan solos, son individualistas, somos colectivos. Solos no hacemos nada ni llegamos nunca a ninguna parte”, enfatizó.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música