fbpx
25
Sáb, May

Nacional

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, manifestó sus inquietudes respecto del fallo de la Corte Suprema en beneficio de CABA. “No estamos ante un hecho antijuridico sino ajurídico”, dijo la ex mandataria.

En el marco de la discusión por la medida cautelar de la Corte Suprema que benefició a la Ciudad de Buenos Aires en detrimento de la provincia gobernada por Axel Kicillof, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, cuestionó “la cuestión de fondo”, destacó el decreto del presidente Alberto Fernández sobre la restitución de fondos a Buenos Aires – avalada por el Congreso – y señaló la existencia de un “Estado paralelo”.

 

“Recién Axel mencionabas el tema de la Coparticipación y de la resolución de la Corte Suprema. Sé que hubo un dime, te diré en torno a los bonos. Yo quiero hablar del fondo de la cuestión. Qué está pasando con la cuestión democrática en Argentina. Mauricio Macri modificó con un decreto simple lo que les tocaba a las provincias y le dio a la Ciudad de Buenos Aires”, sostuvo la ex mandataria al referirse a los puntos de coparticipación que la Corte le devolvió al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Recordó que eso que había sido discutido por todos los gobernadores del país “fue modificado por otro decreto por parte del presidente Alberto Fernández”. “Pero no quedó en un decreto simple. Hubo una ley del Congreso de la Nación, que consagró ese decreto y esa nueva distribución del ingreso”, destacó.

“Sin embargo, la Corte hizo caso omiso a una Ley. Estamos hoy en un momento en el que se suspende una Ley. Una cosa insólita. Las cosas no pueden suspenderse. El único que puede suspender una Ley es el Congreso. El Poder Judicial puede considerarla inconstitucional y no aplicarla, pero no suspenderla”, lamentó.

Para CFK, “también hicieron una incursión en el poder Legislativo”. En este sentido, se refirió a la discusión por el Consejo de la Magistratura. “Por primera vez, el peronismo orgánicamente ponía en el Consejo de la Magistratura. Salieron a modificar esa ecuación. Hoy se vuelve a ratificar que eso tiene que ser resuelto en el Congreso. Pero los supremos modificaron esa situación. Es de una anomalía”, dijo.

Y expresó: “No estamos ante un hecho antijuridico sino ajurídico. Es como hubiera desaparecido el Estado de Derecho”. “Esto puede parecer casi una discusión entre dirigentes políticos, consejeros, gobernadores. Pero este partido judicial está influyendo sobre la calidad de vida de los ciudadanos. Hay que despabilarse”, explicó.

Por último, insistió de cara a los cuarenta años de democracia que la política debe profundizar los cuestionamientos y autocriticas relativos a la dinámica judicial. Pidió a los dirigentes, intendentes y militantes que saquen su “bastón”. “Cada militante tiene su bastón de mariscal en la mochila: sáquenlo, sáquenlo, sáquenlo. Y no pidan permiso a nadie para sacarlo”, dijo.

Y enfatizó: “Argentina y democracia sin mafias”

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música