fbpx
21
Mié, Feb

Internacional
Typography

El presidente Alberto Fernández y su par de Brasil, Luiz Inácio "Lula" da Silva, confirmaron este domingo que avanzan en la creación de una "moneda sudamericana común" en el marco de la "alianza bilateral" entre ambos países y condenaron a todas las formas de "extremismo democrático" y de "violencia política" en la región.

En un texto que escribieron en conjunto para Perfil, como previa a la agenda que compartirán este lunes en la reunión bilateral y frente como a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) del martes, ambos sostuvieron: “En Buenos Aires vamos a relanzar la alianza estratégica bilateral con la reactivación de varios espacios de cooperación y diálogo”.

En esa línea, los mandatarios señalaron que volverán a "trabajar juntos en temas importantes para la calidad de vida de nuestras poblaciones, como la lucha contra el hambre y la pobreza, la salud, la educación, el desarrollo sostenible, el cambio climático y la reducción de todas las formas de desigualdad”. “De una vez y para siempre, la historia será escrita por nuestros pueblos”, resaltaron.

Los mandatarios indicaron que decidieron "avanzar en las discusiones sobre una moneda sudamericana común que pueda usarse tanto para los flujos financieros como comerciales, reduciendo los costos operativos y nuestra vulnerabilidad externa".

En esa línea, instaron a "simplificar y modernizar las reglas y fomentar el uso de las monedas locales" para, así, "superar las barreras" en los intercambios.

En tanto, destacaron que el encuentro de ambos de mañana será el primero "en más de tres años" entre ambas naciones y celebraron que la VII Cumbre de la Celac, que tendrá lugar el martes, marcará "el regreso de Brasil a este mecanismo de diálogo y concertación regional".

Los mandatarios, a la vez, consideraron que la relación "fluida y dinámica" entre Brasil y Argentina "es fundamental para el avance de la integración regional". "Queremos que el Mercosur constituya una plataforma para nuestra integración efectiva al mundo, a través de la negociación conjunta de acuerdos comerciales equilibrados que respondan a nuestros objetivos estratégicos de desarrollo", señalaron en el texto que redactaron en conjunto.

En cuanto a la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), afirmaron que trabajarán para "rescatar y actualizar" ese organismo. Además, los mandatarios señalaron que Argentina y Brasil están "decididamente comprometidos con la construcción de una América del Sur fuerte, democrática, estable y pacífica".

"Queremos democracia para siempre. Dictadura nunca más", subrayaron y condenaron "todas las formas de extremismo antidemocrático y de violencia política".

Fernández y Da Silva indicaron que pondrán “especial atención la reindustrialización de nuestras economías, con la generación de empleo de calidad y las inversiones en innovación”.

“El comercio entre Argentina y Brasil ya tiene una alta participación de productos industrializados en sectores estratégicos. La integración entre nuestras cadenas productivas ayuda a mitigar shocks externos, como los que se produjeron durante la pandemia. No podemos depender de proveedores externos para poder tener acceso a insumos y bienes esenciales para el bienestar de nuestras poblaciones”, subrayaron.

Además expresaron que desean ”impulsar proyectos en el ámbito de las infraestructuras. Un tema central de este nuevo momento es la integración energética. La interconexión eléctrica entre nuestros países ya es una realidad y la integración gasífera tiene potencial para convertirse en uno de los proyectos estratégicos de la relación bilateral, con beneficios duraderos en términos de atracción de inversiones, generación de empleo y en lo que hace a nuestra seguridad energética”, señalaron sobre el que, se espera, sea un tema central en la reunión bilateral.

También llamaron a consolidar una posición conjunta "como poseedores de tecnología nuclear con fines pacíficos”.

"El mundo más justo y más solidario al que aspiramos únicamente será viable si tenemos el coraje de forjar nuestro futuro en común. Ese es el sentido estratégico de la integración bilateral", concluyeron.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música