fbpx
25
Sáb, May

Nacional

Mientras el peronismo abroquelado en Unión por la Patria (UP) reforzó su rechazo y cree mantener sin fugas los 33 votos propios en la Cámara Alta, en el oficialismo volvieron a aflorar divisiones internas.

“Eso pasa por no trabajar en espejo, como habíamos advertido antes de que el debate empezara en Diputados”, se quejaron desde el bloque de La Libertad Avanza (LLA). Las complicaciones no solo alargan los tiempos, sino que también “empiezan a aparecer muchas manos tocando el proyecto”, explicaron a Ámbito.

El oficialismo se encuentra en una encrucijada: seguir edulcorando el proyecto o mantenerse firmes a riesgo de que el texto se empantane entre idas y vueltas. Tras el plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda, y Asuntos Constitucionales, Bartolomé Abdala (LLA), encargado de liderar el debate del espacio, tiene pocas esperanzas de lograr dictamen este martes. Intentará el jueves, pero la Casa Rosada ya adelanta casilleros: busca consolidar alianzas en Diputados y redefinir el Pacto de Mayo con observaciones de gobernadores y sin la Ley Bases sancionada. Si no lo logran esta semana, no habrá sanción posible antes del 25 de mayo.

La oposición amigable, que incluye al radicalismo y a senadores que tributan a gobernadores de sellos provincialistas, también apunta a retocar apartados de privatizaciones, de facultades delegadas y en el paquete fiscal, los pisos de la reimposición de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias. Bloques federales también reclaman ajustes en el apartado previsional.

Por otro lado, gobernadores que pueden inclinar votaciones en el Senado abonan reclamos puntuales para sus provincias, principalmente en fondos y la reactivación de obras frenadas.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música