fbpx
25
Sáb, May

Nacional

En Argentina, la situación de los comedores en barrios populares es alarmante, con 34.782 establecimientos que sirven de sustento alimentario para miles de familias. Mientras esta situación se agrava día a día desde el Gobierno nacional encabezado por Javier Milei aún no se han tomado medidas para que miles de niños argentinos puedan contar con estos alimentos.

Los comedores de barrios populares hacen un llamado urgente por asistencia. Según el testimonio de Conti, responsable de uno de estos comedores, "esto es cada vez más difícil de mantener. El año pasado podíamos brindar cena seis veces por semana. Ahora, tenemos menos días a la semana porque la comida es cada vez más costosa. La inflación nos está golpeando, y el Gobierno no ofrece ayuda. Muchos comedores que antes recibían apoyo político ya no lo hacen, entonces más personas del barrio acuden a nosotros".

El Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios (ReNaCoM) reporta la colaboración de 134.449 personas en 34.782 comedores en todo el país. Cada comedor atiende hasta 300 familias por día, y muchos de ellos, principalmente los que no reciben ayuda de gobiernos provinciales o municipales, han tenido que cerrar este año. Hasta ahora, el Ministerio de Capital Humano solo ha anunciado acuerdos con dos ONGs y dos instituciones religiosas como intermediarios para sus transferencias.

El gobierno nacional cuenta con nueve programas con presupuesto asignado para políticas alimentarias, aunque solo se ha ejecutado la partida de la Tarjeta Alimentar en enero. No hay noticias sobre los otros ocho programas, incluidos Comedores Comunitarios y Merenderos, Plan Nacional Contra el Hambre, y Acciones Focalizadas en Personas Celíacas.

Organizaciones como Barrios de Pie han llevado a cabo protestas, como rondas de ollas vacías frente a residencias de funcionarios, para llamar la atención sobre la crisis alimentaria. En respuesta, el titular de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia anunció un Programa de Asistencia Directa a Comedores, aunque algunos líderes comunitarios lo consideran insuficiente.

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado la discontinuación del programa Potenciar Trabajo, reemplazándolo con dos nuevos programas. Estos cambios responden a la consideración de "ineficiencias" en el programa anterior y buscan incentivar la búsqueda de empleo formal.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música