fbpx
22
Jue, Feb

Nacional
Typography

El Gobierno de la CABA una vez más incurre de manera impune a manejos inescrupulosos con los bienes publicos de la ciudad. se trata de otra contratación directa de dos pabellones del complejo Costa Salguero para albergar el centro de cómputos y el escrutinio de votos de las próximas elecciones.

El lugar, históricamente utilizado por el PRO y Juntos por el Cambio (JxC) para sus reuniones en jornadas electorales, ha sido arrendado por la suma de $128.384.000 según una resolución emitida por el Instituto de Gestión Electoral (IGE) de la Ciudad.

El contrato por contratación directa, que comenzó el 28 de julio, otorga el uso de los pabellones 5 y 6 y la playa de estacionamiento E del complejo ubicado en la costanera norte porteña para el período de 36 días que comprende las instancias electorales: primarias, generales y un eventual balotaje.

La decisión de alquilar el espacio de Costa Salguero para el conteo de votos ha generado críticas y preocupación en sectores de la oposición. El legislador porteño de Unión por la Patria (UxP), Juan Manuel Valdés, expresó su disconformidad con la elección del lugar y cuestionó la transparencia del proceso electoral.

El complejo Costa Salguero es emblemático por su historia de concesiones controvertidas en la Ciudad, lo que ha llevado a algunos a señalar posibles conflictos de interés en la decisión. Además, el cambio en el sistema de votación, que ahora incluirá el uso de la Boleta Única Electrónica, y la ubicación del centro de cómputos han suscitado inquietudes en relación a la transparencia del proceso.

Desde el Gobierno porteño, se justifica la elección de Costa Salguero por la extensión de los pabellones, necesaria para alojar un mayor número de urnas debido a que los comicios serán concurrentes, con boletas de papel para los cargos nacionales y electrónicas para los locales.

Sin embargo, la oposición y ciudadanos preocupados ven con recelo el alquiler millonario de un espacio que ya pertenece a la Ciudad y que se encuentra concesionado por una suma significativamente menor. Cuestionan la falta de transparencia en la elección del lugar, así como la presencia de un centro de cómputos electoral en un sitio histórico para el partido gobernante.

El escándalo alrededor del alquiler de Costa Salguero para el conteo de votos y la organización de las elecciones se mantiene, y las voces críticas exigen una explicación clara sobre esta decisión y su impacto en la transparencia y legitimidad del proceso electoral.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música