fbpx
27
Lun, May

Nacional

Este 9 de Julio, el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández y el ministro de Economía y precandidato presidencial, Sergio Massa, se unieron para inaugurar el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner en la ciudad bonaerense de Salliqueló.

Durante el evento, realizaron llamados a la unidad del peronismo y destacaron medidas de gestión fundamentales para el desarrollo de la obra, como la nacionalización de YPF y la sanción del Aporte Solidario y Extraordinario a las Grandes Fortunas.

Los tres líderes de Unión por la Patria (UxP) compartieron el escenario en este distrito del oeste bonaerense, junto al gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, quien también es precandidato a vicepresidente por la coalición oficialista.

Durante sus discursos, los tres resaltaron la importancia de la construcción del gasoducto para el cambio de la matriz económica. Coincidieron en que la obra permitirá reducir la dependencia de la importación de energía y pasar a exportar gas a países limítrofes, además de abastecer el consumo domiciliario y reducir los costos del suministro para la industria local.

Alberto Fernández, en sus palabras, llamó a "preservar la unidad de los que queremos que la Argentina crezca y avance". Advirtió que, en política, "no todo es lo mismo" y destacó que la presencia del Estado es fundamental para el desarrollo del país. Hizo hincapié en la diferencia de precios entre el gas extraído de Vaca Muerta y el importado en barcos, reafirmando su convicción de que la presencia del Estado es indispensable para el desarrollo de Argentina.

Por su parte, Cristina Fernández destacó que la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner "no fue magia", y resaltó la recuperación de YPF, posible gracias a la nacionalización de la empresa que anteriormente estaba en manos de la petrolera española Repsol. También señaló que el problema de la balanza energética y la deuda con el FMI no fueron ocasionados por políticos, sino por multinacionales y empresarios.

Sergio Massa resaltó que la obra marca el principio de cambio en la matriz económica y energética del país. Destacó que Argentina ya no dependerá de la importación de gas en barcos, sino que utilizará su propio gas del subsuelo. Asimismo, mencionó la posibilidad de exportar gas a Chile, al sur y centro de Brasil, y se mostró entusiasmado con la perspectiva de que Argentina pase de tener un déficit de dólares debido a la importación de energía a tener un superávit en su balanza comercial.

El ministro de Economía también agradeció a las empresas y a los argentinos que contribuyeron al Aporte Solidario, que permitió la construcción del gasoducto. Anunció que en septiembre se llamará a licitación para el segundo tramo de la obra, que abastecerá el litoral argentino.

La inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner marca un hito importante en el desarrollo económico y energético de Argentina. El compromiso de las autoridades y la unidad del peronismo se reflejan en esta obra emblemática que beneficiará al país durante las próximas décadas.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música