fbpx
01
Vie, Mar

Nacional
Typography

Según un sondeo de Analogías, el Gobierno logró en octubre recuperar su base de apoyo social 5 puntos, hasta un 38% que se ubica en el promedio de las últimas 12 mediciones. Sin embargo, pese a que el “optimismo” sobre la economía se estabilizó, una amplia mayoría reclama una suma fija.

A tono con la propuesta que hace tiempo enarbola la vicepresidenta Cristina Kirchner, que encuentra aval de la mayoría de los sindicatos, que tiene el visto bueno de Sergio Massa y que el Poder Ejecutivo que encabeza el presidente Alberto Fernández se encontraría preparando, se conoció una encuesta que ratifica que la mayoría de los argentinos reclama un aumento de salarios por suma fija por decreto para todos los trabajadores registrados en el marco de la merma del poquer adquisitivo.

Según precisó el sondeo de octubre de la consultora Analogías, el Gobierno consiguió en ese mes recuperar un poco de la base de apoyo social, que venía mermando fuerte: creció 5 puntos porcentuales para llegar a un 38%, y se ubicó así en los niveles de junio configurando el valor promedio de las últimas doce mediciones.

Un sentido similar, indica el trabajo, siguió la imagen positiva del presidente Fernández, que se recuperó para alcanzar su nivel promedio anual en el entorno de los 37 puntos.

No obstante, a la hora de analizar la situación y las perspectivas económicas de los argentinos, parecen aparecer conclusiones que indican una valoración del trabajo del Gobierno a partir de la llegada de Massa al Ministerio de Economía, pero a la vez que la elevada inflación impulsa que una mayoría de los consultados estén de acuerdo con propuestas económicas que viene empujando el kirchnerismo.

“Aun cuando el régimen de inflación se mantiene alto hay un reconocimiento social del control de la situación que responde a una mayor centralidad del poder político en el manejo de la política económica. De todas maneras, eso no impide que la ciudadanía continúe muy preocupada por el deterioro del poder adquisitivo de los ingresos reales ante la escalada de precios”, señaló Marina Acosta, directora de Comunicación de Analogías.

En primer lugar, el sondeo arroja que el “optimismo” sobre la evolución de la economía sigue estable, alrededor del 28%, el valor promedio de las mediciones mensuales del año 2022 que muestra que pese a que no se consigue recuperar los niveles de 2021, la superación de los pésimos niveles previos a la salida de Martín Guzmán se sostiene.

En segundo lugar, en tanto, aparece en escena un debate central que atraviesa a todo el Frente de Todos, coalición oficialista que ahora parece estar alineada en este sentido, y que tiene en contra a la oposición cambiemita: una suba de los salarios por suma fija que pueda combatir de manera efectiva el atraso real de los salarios.

Ante la pregunta sobre la pertinencia de un aumento de suma fija por decreto a todos los salarios registrados, casi un 66% manifestó que habría que aplicarla. O sea, cerca de 7 de cada 10 argentinos consultados están de acuerdo con la medida.

De hecho, segmentada la muestra para esta pregunta respecto de la posición política oficialista u opositora, la mayoría es amplia en ambos casos. Dentro del universo de votantes del FDT, el 83,6% está de acuerdo con el aumento por suma fija, mientras que en los adherentes a posturas opositoras "moderadas" el número llega al 65,2% y en aquellos categorizados sólo como "opositores", al 53,9%.

La encuesta fue realizada a una muestra de 2.701 casos efectivos, a través de entrevistas telefónicas (formato IVR fijo y móvil), entre el 29 y el 31 de octubre de 2022 en las 24 provincias de Argentina, con un error muestral de +/- 2,0% en un nivel de confianza del 95%. EL 62,4% de los consultados se identificó como "opositor", mientras que el 37,6% lo hizo con el oficialismo.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música