fbpx
23
Dom, Jun

Nacional

De cara a las elecciones del próximo año, el diputado nacional y líder de La Cámpora afirmó este lunes que "hay que ofrecer un proyecto de paìs que contenga, proteja y promueva a la Argentina". En ese sentido, apuntó contra los sectores que piden una banca, pero "cuando tienen que votar por el pueblo, no aparecen".

En el marco de los festejos por el Día de la Lealtad, el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, llamó a "ofrecer en el 2023 un proyecto de paìs que promueva a la Argentina" y lanzó un mensaje a la CGT, que reclamó por más participación dentro del Frente de Todos.

"Los desafíos por delante no es ver quién tiene lugar en las listas", afirmó para luego destacar que esos sectores "piden una banca y después en la banca, cuando hay que votar por nuestro pueblo, no aparecen".

Los dirigentes de la central obrera plantearon hoy en su acto en Obras Sanitarias que quieren “poner diputados, senadores y ser parte de la mesa chica”, en alusión al lanzamiento de su espacio político-sindical.

“Los mismos trabajadores que aceptaron durante la pandemia un descuento en el salario, entendiendo que al no asistir a su trabajo era la mejor manera de contribuir a la Patria, esos trabajadores son los que hoy están esperando de una buena vez por todas que dejen de traicionarlos porque son difíciles las peleas", remarcó Máximo Kirchner desde Plaza de Mayo.

De cara a las elecciones del año que viene, consideró: "No podemos darnos el lujo de la tristeza, el lujo del 'no se puede'. Hay que ofrecer en el 2023 un proyecto de paìs que contenga, proteja y promueva a la Argentina".

En ese marco, indicó que "los trabajadores, aparte de sus paritarias, también necesitan una suma fija que los saque del ahogo al que están sometidas sus familias”. También advirtió que "se avecinan tres flexibilizaciones: laboral, impositiva y ambiental. Sobre esto último, sumó: "Estos tres ejes son el punto nodal de negociación que el poder económico y empresarial quieren para nuestro país".

A su vez, dedicó parte de su discurso a embestir con dureza contra el gobierno de Mauricio Macri: "Dijimos claramente que Mauricio Macri no contaba con un plan de gobierno y que se iba a llevar adelante un plan de negocios, y destrozaron el Estado, rompieron algo que al pueblo le había costado mucho construir".

En cuanto al exsecretario de Finanzas de Cambiemos, Luis "Toto" Caputo, lo definió como "el gran tomador de deuda argentina en favor de sus antiguos empleadores". Y lo relacionó con el atentado contra Cristina Kirchner. "Ese mismo señor, su familia y su hermana son los mismos que financian grupos de extrema derecha que eran los que amenazaban, a las dos veces presidenta, de muerte", afirmó.

En otro tramo de su discurso advirtió que "el tema de la deuda externa no está solucionado" al señalar que "la curva de vencimientos es un verdadero problema, habrá que negociar de vuelta, habrá que hacer más roll over" y alertó que "si el Estado nacional no puede planificar, menos podrán planificar las familias argentinas, que no necesitan ideas obsoletas, arcaicas y que solo benefician a unos pocos".

En el escenario, Kirchner estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y dirigentes sindicales como Roberto Baradel, Hugo Yasky, Hugo "Cachorro" Godoy, entre otros.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música