fbpx
18
Jue, Jul

Nacional

El dirigente social de Patria Grande y de la UTEP Juan Grabois criticó este lunes a la ministra de Economía, Silvina Batakis, por no haber anunciado medidas redistributivas, aunque señaló que la redución del deficit fiscal "se puede arrelgar recaudando más con los de arriba". Además, calificó de "pusilánime" a Martín Guzmán.

"Creer en medidas de la ortodoxia económica es, por lo menos, cuestionable", afirmó Grabois en diálogo con Ernesto Tenembaum para Radio Con Vos, y señaló que el discurso que dió esta mañana la ministra de Economía para presentar las nuevas medidas le hizo "acordar a la catequesis, al credo: en el equilibrio fiscal, salvador del cielo y de la tierra, en el FMI... fue un credo".

El dirigente que milita dentro del Frente de Todos reconoció: "lo que dice Batakis sobre el equilibrio fiscal no me molesta. Tenés que ser estúpido para estar en desacuerdo". En este sentido, apuntó que "el tema es que el déficit se puede arreglar o ajustando a los de abajo o recaudando más con los de arriba".

Y agregó que “si hacen bien las cuentas en la recaudación de los sectores de mayor poder adquisitivo, les va a alcanzar para reducir el déficit fiscal".

Además resaltó que lo que más le preocupó fue lo que la ministra "no dijo, que son las medidas de shock redistributivo, que funcionan en paralelo a las medidas de estabilización macroeconómicas" y apuntó que una cosa sin la otra le hace recordar a "la gestión de Cavallo".

"Se hizo este acuerdo chotísimo con el FMI. Plantear que una medida se toma para tratar de evitar una crisis es de por sí conservadora. Se trata de evitar la crisis con medidas que van en la misma sintonía que los que la generaron, por ejemplo, el endeudamiento con el FMI y el posterior acuerdo", afirmó Grabois en referencia a las medidas dentro del acuerdo con el Fondo que Batakis volvió a ratificar.

El dirigente también se refirió al ex ministro Martín Guzmán y a su renuncia. "Sin lugar a dudas, (Batakis) es mejor que la pusilanimidad del ministro saliente. No se la bancaba para hablar de frente y lo dejó de garpe al Presidente, que fue el que más lo defendió". Sin embargo reconoció que decir eso le produce "dolor" porque el exministro le "caía bien".

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música