fbpx
30
Jue, May

Nacional

Rubén López manifestó su dolor tras la muerte del genocida Etchecolatz principal acusado de la desaparición de su padre Jorge Julio López. "Se murió llevandose a la tumba muchas cuestiones", expresó.

Rubén López, el hijo de Julio López desaparecido en democracia tras declarar en contra de Miguel Etchecolatz en juicios por delitos de lesa humanidad en 2006, se manifestó hoy respecto a la muerte del genocida: “Murió un ser de lo más nefasto de la provincia de Buenos Aires, el que se decidía quien vivía y quién moría.” y expresó su dolor porque “en algunas causas como Clara Anahi se fue impune”.

“Se fue, murió un ser de lo más nefasto de la provincia de Buenos Aires, el que se decidía quien vivía y quién moría. Se murió con esa impunidad, con ese pacto de silencio. Llevandose a la tumba muchas cuestiones y nunca haciendo cargo de las atrocidades que hizo y de quien fue en vida. Un asesino serial como lo calificó mi viejo. No se hizo cargo nunca.”, expresó Rubén López en comunicación con Radio Rebelde durante el programa Arriba quemando el sol.

Respecto a sus sentimientos sobre la noticia, el hijo de Julio López aseguró que siente “Dolor porque en algunas causas como Clara Anahi ( la nieta de Isabel 'Chicha' Chorobik Mariani) se fue impune”.

En este sentido en otras declaraciones radiales reiteró: "Lamento muchísimo que se haya muerto, pero no por él, sino por las víctimas, por aquellos que no tuvieron un juicio porque faltaban varios y porque se murió sin decir lo que todos entendemos que pudo haber tenido de participación en la segunda desaparición de mi viejo y dónde está Clara Anahí",

"Tengo una especie de dolor de estómago. Estoy nervioso, no es por tristeza, tampoco es por alegría porque se haya muerto una persona que quizá fue el culpable de la desaparición de mi viejo. Es muy difícil explicar el sentimiento que tengo en este momento", expresó Rubén por la muerte del represor a Télam y apuntó que "estaba cumpliendo 9 condenas a perpetua, pero le faltaban un par más".

Y agregó para Radio Rebelde: “Estamos viendo que cuando le tocas el culo a la justicia te responden con sus fallos como en el caso de la domiciliaria a Etchecolatz. Ahí están diciendo que no los jodan porque sueltan a los genocidas.”

A su vez´, Rubén Lopéz publicó en su cuenta personal de Instagram un posteo con las siguientes palabras: "Lamento mucho su muerte! Lamento mucho que se murió sin decir nada! Lamento mucho que no dijo dónde están los desaparecidos, no dijo dónde está Clara Anahí, se fue sin aceptar su culpa, se fue sin terminar de ser Juzgado por otra causas!!".

Miguel Etchecolatz fue director de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y fines de 1977, cargo desde el cual coordinó los grupos de tareas así como los 21 centros clandestinos de detención que integraban el Circuito Camps, donde luego se comprobó que existió la mayor cantidad de detenidos desaparecidos del país.

El represor es acusado por la desaparición de Jorge Julio López, en plena democracia, luego que la declaración judicial del albañil en 2006 como testigo fuera determinante en una causa en contra del expolicía, y por la cual fue condenado a reclusión perpetua.

El genocida murió esté sábado a las 5.30 en la Clínica Sarmiento de la localidad bonaerense de San Miguel bajo custodia policial. Tenía nueve condenas por delitos de lesa humanidad y padecía de deterioro cognitivo, insuficiencia cardíaca, y otras afecciones a raíz de un ACV isquémico.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música