Cristina dispara y el ministro Guzmán salió a responder críticas

Sidebar

16
Lun, May

Nacional
Typography

El ministro de Economía reiteró que su "programa" está "sobre bases firmes" y que "el debate es bienvenido". Ante las críticas sobre su gestión, ponderó la política social del gobierno de la actual Vicepresidenta pero cuestionó la política de subsidios a la energía y la macroeconomía del último tramo.

Tras el potente discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner del último viernes y un fin de semana de relativa tranquilidad en la interna que no logra destrabar el Frente de Todos, ahora Martín Guzmán salió a hablar con el objetivo de responder en primera persona su gestión en el Ministerio de Economía y, también, deslizar críticas hacia algunos aspectos del último gobierno de CFK.

El titular del Palacio de Hacienda reiteró su defensa a su programa económico, defendió el acuerdo con el FMI pero a la vez que no eludió la posibilidad de discutir ideas. "Si el debate lleva a la Argentina a construir un sentido común que le permita salir de lo que por tanto tiempo hemos vivido de mucha inestabilidad del rumbo y nos pone en un lugar de mayor firmeza para seguir un rumbo estable es bienvenido", dijo en declaraciones a Urbana Play.

"Es bienvenido el debate de ideas. Hay cuestiones que no han andado. Nosotros hicimos un programa sobre bases que consideramos firmes para que esto ande, para tener más anclaje en las expectativas", añadió el ministro, iniciando el segmento en que deslizó críticas hacia el pasado.

El ministro hizo una evaluación del último gobierno de Cristina y le elogió la política social y la inversión en ciencia y tecnología, pero, según evaluó, en el último tramo hubo "problemas de consistencias macroeconómicas".

“Uno se pregunta: ¿en qué país del mundo ha funcionado tener subsidios energéticos de 3, 4 puntos del producto? ¿En qué país funciona que haya déficits persistentes financiados por una moneda que la gente deja de querer? No hay ninguna articulación teórica que diga eso va a funcionar”, comenzó su evaluación Guzmán respecto a los subsidios implementados hasta ahora para defender el plan de segmentación que está llevando a cabo el Gobierno.

Sostuvo que "se apunta a que un 10% de capacidad económica plena se le vayan retirando el subsidio y afronten el costo del servicio, que esos recursos queden liberados para otra cosa que el país realmente necesita" y enfatizó que "es un cambio estructural en cómo administrar la política de tarifas y subsidios energéticos", del cual están "convencidos de que le hace bien al país”.

Según Guzmán, en el último gobierno de Cristina "hubo logros importantes, pero también hubo problemas de consistencia macroeconómica". Y destacó: "Hubo una pérdida fuerte de reservas. La dinámica externa no era sostenible".

"Hubo ciertos avances muy importantes que muchos nos beneficiamos, por ejemplo yo personalmente, en el 2004 que tuve una beca en el Conicet que me dio el tiempo y los recursos para pensar, para aprender”, detalló Guzmán.

Pese a puntualizar sobre la protección social muy activa y la recuperación de jubilados y jubiladas, el funcionario insistió en la "inconsistencia macroeconómica" y que "hubo una evolución en la cual la dinámica externa era insostenible" en el último tramo de la gestión kirchnerista.

"En la Argentina la principal limitante a sostener el crecimiento económico es la restricción externa”, subrayó. En esta línea, enfatizó que el actual gobierno, justamente, busca "unir el corto plazo con el mediano plazo para que los logros en la Argentina se sostengan en el tiempo, que haya progreso sostenido”.

INFLACIÓN, SALARIO MÍNIMO Y NUEVA MORATORIA PARA JUBILADOS

Guzmán anticipó hoy que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de “abril es menos malo que marzo", cuando la inflación trepó 6,7%, y afirmó que “es una obviedad” que tiene que adelantarse el aumento del salario mínimo, vital y móvil, que tradicionalmente se concreta en el segundo semestre del año.

Consultado sobre el proyecto presentado por el diputado Máximo Kirchner, que busca adelantar a julio aumentos pautados por el Consejo del Salario, Guzmán dijo estar de acuerdo, pero aclaró que debe ser tratado por el Consejo del Salario.

En la misma línea aclaró que no fue consultado sobre la iniciativa presentada el viernes por senadores del Frente de Todos, que buscan impulsar una nueva moratorio jubilatoria. "No nos consultaron", respondió ante la inquietud de la periodista María O'Donell.

FMI Y NADIE A SU "IZQUIERDA"

Guzmán defendió el acuerdo que firmó con el Fondo y advirtió que no haberlo hecho habría significado un "ajuste" porque "no iba a haber dólares".

“Sin un acuerdo con el FMI va a haber menos dólares, no más dólares, y cuando hay menos dólares hay ajuste. El no acuerdo era ajuste. Había que lograr un acuerdo de no ajuste y eso fue lo que logramos”, dijo.

En esta línea, se refirió a las críticas por el acuerdo con el FMI desde el sector más duro del kirchnerismo y la oposición y remarcó que "te golpean de todos lados", por lo que pidió "construir un sentido común".

"Yo no tuve a nadie a mi izquierda", dijo respecto al momento de la negociación con los privados e hizo referencia a la renegociación de la deuda de la provincia de Buenos Aires en un intento por sostener que la postura del Gobierno nacional fue más dura que la del gobernador Axel Kicillof. "En ese momento no tuve a nadie a mi izquierda, ahí había una disputa de poder", sostuvo.