Reyes tildó de “Privilegiados” a los funcionarios que participaron del evento

Sidebar

25
Lun, Oct

Nacional
Typography

La Diputada Nacional, Roxana Reyes, sostuvo que esta foto que se dio a conocer en los últimos días, es otro capítulo de demostración de los privilegios que disfrutan en nuestro país unos pocos.

Luego de la foto de la discordia que muestra un festejo que se llevó a cabo en Olivos en plena cuarentena mientras el presidente Alberto Fernández nos decía “Quedate en casa porque no podés salir”, la Diputada de la oposición Roxana Reyes repudió esta actitud, tildó de “Privilegiados” a los funcionarios que participaron del evento, y dijo que este accionar es moneda corriente en la Santa Cruz del modelo K donde reina la impunidad y los beneficios de quienes tienen el poder.

“La Foto muestra a un grupo que se quedó con el Estado. Algo que vivimos en Santa Cruz constantemente. Le dan trabajo a sus familiares. Le regalan obras públicas a sus amigos y se llevan en bolsos los retornos de la corrupción. Se vacunan primero en un vacunatorio vip y no respetan las leyes. Creen que el Gobierno les pertenece y que los recursos públicos son propios”, dijo duramente.

La Diputada Nacional sostuvo que esta foto que se dio a conocer en los últimos días, es otro capítulo de demostración de los privilegios que disfrutan en nuestro país unos pocos.

“Mientras todos los argentinos estábamos en pleno aislamiento por la pandemia de coronavirus, sufriendo por el encierro y la incertidumbre, en la Quinta de Olivos festejaban. Los privilegios de Alberto no sorprenden a nadie en Santa Cruz porque es lo que vienen haciendo desde hace años Alicia y los K. Ponen el estado a su servicio”, remarcó Reyes y agregó “nosotros creemos que esto debe terminar y que hay que ponerle un freno a la impunidad y la corrupción K. Por eso trabajamos para cambiar este modelo”.

Para finalizar Reyes recordó que en septiembre del año pasado en Santa Cruz hubo un escándalo similar por el que la Gobernadora Alicia Kirchner tuvo que pedir la renuncia de un grupo de funcionarios de la empresa de energía provincial por haber violado la cuarentena con una reunión social de más de diez personas en Río Gallegos, pese a que regía el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.