Tras 4 años de fuerte desinversión, González busca recuperar la actividad y la inversión en el convencional

Sidebar

23
Vie, Jul

Nacional
Typography

"Están previstos dos tipos de incentivos, por el incremental de producción y para proyectos específicos de desarrollo donde van a tener otros incentivos", indicó Pablo González.

El presidente de YPF, Pablo González, anticipó que la ley de inversiones petroleras "está lista" para enviar al Congreso y que presentará dos tipos de incentivos para el incremental de producción y para proyectos específicos de desarrollo, con una diferenciación que permita equilibrar el atractivo de recursos convencionales y no convencionales.

"Estamos trabajando en un proyecto de ley de promoción de actividades hidrocarburíferas, que el Presidente de la Nación (Alberto Fernández) había anunciado el año pasado, y que ya está listo para que lo revise y lo remita al Congreso", anticipó González en declaraciones a un pool de 11 radios nacionales de la Patagonia.

González aseguró que "de la mano de esta ley, que es de esperar que el Congreso sancione rápidamente, se podrán otorgar ventajas comparativas a las empresas de petróleo y de gas que operan en la Argentina. Pese a la pandemia se está avanzando mucho, máxime que la industria viene de cuatro años donde hubo una fuerte desinversión"

Al repasar los ejes del proyecto de ley que el Gobierno podría enviar al Congreso la semana próxima, González dijo que ante la caída de las reservas y de la producción un 8% en gas y un 10% de crudo, la ley "trata de dar ventajas comparativas a nivel impositivo para que las empresas inviertan".

"Están previstos dos tipos de incentivos, por el incremental de producción y para proyectos específicos de desarrollo donde van a tener otros incentivos", señaló el titular de la mayor petrolera del mercado local.

En ese esquema, el proyecto también contempla "en el convencional un límite de inversión mucho menor que el no convencional que sería de unos US$ 300 millones y que se reduciría a la mitad o un poco menos".

"Otros puntos novedosos es la decisión de premiar el almacenamiento subterráneo de gas natural para almacenar en verano y evitar que en invierno tener importar GNL, lo que da oxígeno en materia de divisas y garantiza la producción", destacó.

De esta manera, con distintas herramientas "se busca incentivar la inversión y buscar la forma de aumentar la producción para que eso signifique la posibilidad de acceder al mercado de cambio o tener un saldo exportable sobre el incremental de la producción".

"Para la gente, el proyecto de ley garantiza más producción local, y evitar que el precio internacional impacte sobre el bolsillo. Es un proyecto clave para el sector y en el desarrollo energético nacional con la generación de puestos de trabajo y va a premiar aquellos proyectos de recuperación secundaria y terciaria", aseguró.

"Están previstos dos tipos de incentivos, por el incremental de producción y para proyectos específicos de desarrollo donde van a tener otros incentivos"

También, garantizó que "el no convencional también tendrá un incentivo pero se busca el equilibrio, de manera que la expectativa que genera el shale poder compensarla con el convencional e incentivarla para que se invierta".

En otro tramo de la charla, González aseguró que YPF con "el plan de inversiones, su financiamiento, la ley de promoción más el acuerdo con el sindicato da tranquilidad hasta por lo menos hasta el año que viene y nos permite recuperar el declino del convencional fundamentalmente en la cuenca del San Jorge y seguir tratando de recuperar producción en el no convencional".

También se refirió al reciente incremento del 15% en los combustibles que la petrolera implementó en los últimos tres meses al señalar que el precio de referencia del crudo Brent está entre 69 y 70 dólares el barril, con lo que a ese precio la nafta debería comercializarse a US$ 1,40 el litro.

"Implementar los precios internacionales del crudo significaría un aumento del 40% que no queremos, y por eso presentamos un plan de inversiones, y asumimos el compromiso de fijar un sendero de aumentos entre marzo y mayo y no volver a aumenta hasta fin de año", recordó.

En ese sentido, agregó: "Asumimos el compromiso de que punta a punta el aumento de combustibles no va a superar el 28,1%, lo calculamos por debajo de la inflación del Presupuesto" y es lo que permitirá financiar el plan de inversiones en marcha por US$ 2.700 millones para recuperar el declino del convencional y buscar recuperar la actividad y la inversión en el convencional.

"Esto, sumado al Plan Gas al que YPF entra con una producción de 21 millones m3/día nos lleva a observar con un mesurado optimismo el año para YPF", concluyó.

Fente: Telam