Es importante que la gente se acerque sin miedo

Sidebar

26
Jue, Nov

Local
Typography

La Directora de la Dirección de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, Fiorella Merlassino, detalló las labores que se realizan dentro de la entidad. "Es un trabajo muy delicado, por lo que trabajamos directamente con la gente y en la privacidad que ello requiere", manifestó.

Fiorella Merlassino, Directora de la Dirección de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, explayó en detalles acerca de la entidad dependiente del Municipio de Puerto San Julián. La psicóloga resaltó la importancia de que los vecinos se acerquen sin miedo a la dependencia.

"Es un trabajo muy delicado, por lo que trabajamos directamente con la gente y en la privacidad que ello requiere. Trabajamos con problemáticas puntuales. Esto que estoy acotando es muy importante, porque hay gente que no se anima a plantear ciertas cosas que están pasando y más cuando se trata de niños. Siempre es mejor hablar a tiempo y no esperar a que pase una desgracia. Es importante que se sepa que cualquier persona tiene la libertad de acercarse a nosotros. De última, si no quieren dar su nombre, aunque sea los asesoramos. Trabajamos en evitar la vulneración de derechos de niños y adolescentes hasta 18 años", dijo a Prensa Municipal.

Además, añadió: "Hay distintos tipos como violencia, derecho a la educación, salud, vivienda, también a lo que es la negligencia parental. Si hay dudas, no hay problema: acérquense igual. Siempre se puede hacer algo, desde adentro o desde afuera. En el caso de educación, desde el vamos, los chicos no están teniendo clases. Nosotros trabajamos directamente con la escuela, que es la que nos notifica de algún chico que no estaría asistiendo. En esos casos, tratamos de dialogar. Esto no es una entidad judicial, sino administrativa. Por lo tanto siempre tratamos por las buenas: el diálogo, el asesoramiento. El equipo técnico está compuesto por una psicóloga, una asesora social y una abogada".

Merlassino recalcó las complejidades de llevar adelante las labores que tienen que ver con el abuso. "Esto es difícil, pero más cuando se habla de niños. Porque el niño por sí mismo no puede denunciar, debe hacerlo con uno de sus padres, los cuales son sus representantes legales. Entonces, se procede a hablar con sus padres, quienes deben acompañarlo. Si no lo hacen, porque están comprometidos con la situación, acompañamos al niño. Pero nosotros no somos una entidad judicial y esto es un problema judicial. Le compete al juzgado, pero no quiere decir que vamos a estar al margen", concluyó.