info24rg - Imperdonable

Nacional
Typography

Estela de Carlotto le contestó al Presidente: “Es imperdonable”

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo cuestionó los dichos de Macri, quien afirmó que “no tiene idea” si los desaparecidos fueron 30 mil. “Es una falta de respeto muy grande a nosotros y a nuestros hijos”, dijo Carlotto, y enfatizó: “No fue una guerra sucia ni limpia, fue terrorismo de Estado”.La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, se refirió a los dichos del presidente Mauricio Macri, quien ayer dijo que “no tiene idea” si los desaparecidos fueron 30 mil. “Es imperdonable”, sentenció la referente de Derechos Humanos, y alertó que “esto no fue una guerra sucia ni limpia, fue terrorismo de Estado”. En la entrevista con el medio estadounidense BuzzFeed Macri había definido a la última dictadura como “guerra sucia” y “tragedia”.


Carlotto enfatizó que “esta es una falta de respeto muy grande a nosotros y a nuestros hijos" y reclamó que "el Estado, que es lo que Macri representa, nos debería acompañar". La titular de Abuelas habló en respuesta a las declaraciones del Presidente ayer, cuando dijo desconocer si los desaparecidos “fueron 30 mil o 9 mil”, además de afirmar que no le interesa dar esa discusión. También, Macri se refirió a Hebe de Bonafini como “desquiciada”. Hoy, las Madres realizarán su emblemática ronda alrededor de la Pirámide de Mayo por vez número dos mil. 

Carlotto señaló que los organismos seguirán trabajando “en la metodología del respeto a las leyes” y cuestionó la posibilidad inminente de que el genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz obtenga el beneficio de la prisión domiciliaria, algo que podría definirse el próximo viernes. "Etchecolatz ha conspirado desde la cárcel, imaginen qué haría en libertad", planteó.

Sobre los avances en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia en los últimos años, la presidenta de Abuelas dijo: "No nos vamos a olvidar de la década llamada ganada que quieren romper a toda costa". Y contrastó que “Macri tiene un discurso simpático pero muestra otra cosa". "No queremos la sonrisa y la palmada, queremos una reacción consecuente", exigió.