fbpx
13
Jue, Jun

Nacional

El reciente despido del Secretario de Trabajo, Omar Yasin, en medio del escándalo por el auto-aumento del presidente Javier Milei, ha generado polémica y suscitado interrogantes sobre posibles maniobras políticas dentro del gobierno.

Aunque Milei atribuyó públicamente la decisión a supuestos errores cometidos por Yasin, investigaciones sugieren que la Secretaría de Trabajo no tendría la facultad para determinar los aumentos salariales del personal jerárquico del Estado. Esta responsabilidad recae en otras áreas gubernamentales de mayor jerarquía, específicamente en la Secretaría de Transformación del Estado y Función Pública, dirigida por Armando Guibert, quien ostenta un papel clave en la estructura del Jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

Según fuentes, Guibert habría sido el verdadero artífice detrás del aumento salarial del 48 % para los funcionarios del Poder Ejecutivo. Sin embargo, reconocer esta responsabilidad podría afectar el poder de Posse, lo que sugiere que el despido de Yasin podría haber sido utilizado como un mecanismo para desviar la atención de las verdaderas instancias de decisión.

Desde la óptica de Unión por la Patria, la diputada nacional Victoria Tolosa Paz señaló directamente a Posse como el verdadero responsable de la situación. Tolosa Paz explicó que la Secretaría de Transformación del Estado, a cargo de Guibert, tendría que dar la orden política para los aumentos salariales, lo que resalta la responsabilidad de Posse en el asunto.

El despido de Omar Yasin podría ser apenas la punta del iceberg en una trama política más compleja, donde las internas y las estrategias de desviación de responsabilidad se entrecruzan en un escenario marcado por la crisis económica y las tensiones internas dentro del gobierno.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música