fbpx
25
Sáb, May

Nacional

Con un 55,69% de los votos a su favor en la segunda vuelta de las elecciones, Javier Milei, el presidente electo, anunció el inicio de lo que llamó "la reconstrucción de la Argentina". En su discurso, enfatizó la urgencia de realizar cambios estructurales rápidos, dejando claro que no habrá espacio para el gradualismo ni la tibieza en su gestión.

"Hoy comienza la reconstrucción de la Argentina. No hay lugar para el gradualismo ni la tibieza, ni las medias tintas. Si no avanzamos rápido, nos dirigimos a la peor crisis de nuestra historia. Es fundamental que trabajemos juntos a partir del 10 de diciembre", expresó Milei en su discurso pronunciado en el Hotel Libertador, donde se encontraba su búnker de campaña.

El presidente electo, rodeado de militantes libertarios y figuras destacadas del PRO como Diego Santilli y Luis Petri, subrayó su compromiso con la libertad y anunció el fin de la "decadencia" y del "modelo empobrecedor del estado omnipresente". Agradeció a los argentinos de bien y destacó la colaboración de quienes se sumaron a su proyecto, incluyendo a referentes del PRO como Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

Milei hizo un llamado a la unidad, invitando a todos aquellos que deseen sumarse a la nueva Argentina, aunque advirtió que, dentro de la ley, todo es posible, fuera de la ley, nada. Abordó problemas clave como la inflación, indigencia, estancamiento y pobreza, proclamando que se resuelven "abrazando las ideas de la libertad".

El presidente electo anunció que, desde la primera hora del próximo día, comenzarán a trabajar para ofrecer las soluciones necesarias para los argentinos. La multitud de militantes libertarios, que rodeaban el hotel, recibió con entusiasmo sus palabras.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música