fbpx
30
Jue, May

Nacional

La posibilidad de implementar una suma fija en los salarios más bajos ha generado un fuerte debate en el sector industrial, con la Unión Industrial Argentina (UIA) expresando su preocupación.

Desde la UIA lo que califican como una medida unilateral y transversal que podría generar contradicciones y superposiciones en las escalas salariales establecidas por negociaciones previas.

La UIA advirtió que esta decisión podría llevar a un solapamiento de porcentajes o sumas, lo que resultaría en una contradicción con las escalas ya acordadas en los procesos de negociación. Señalaron que las escalas salariales son diseñadas en función de realidades técnicas, económicas y de negociación específicas de cada actividad y rama industrial, por lo que una suma fija distorsionaría esos acuerdos.

El sector industrial también destacó que muchos convenios colectivos ya contemplan salarios que superan el salario mínimo vital y móvil y que en promedio, los salarios industriales se ubican un 21% por encima de la media nacional. La industria argentina emplea a cerca de 1.2 millones de trabajadores.

La propuesta de implementar una suma fija en los salarios más bajos fue confirmada por el ministro y precandidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, durante un acto con la Confederación General del Trabajo (CGT). La medida, aún en proceso de análisis, tiene como objetivo aumentar los salarios formales que se encuentran por debajo del umbral de la canasta básica de pobreza, que en julio alcanzó los $232 mil pesos.

El triunviro de la CGT, Héctor Daer, reconoció la heterogeneidad del panorama laboral argentino y reconoció que existen salarios que han quedado rezagados. Daer explicó que se está explorando soluciones tanto con financiamiento público como privado para abordar la situación y que el ministro Massa está trabajando en encontrar soluciones para resolver este desafío en la economía laboral del país.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música