fbpx
25
Sáb, May

Nacional

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció hoy que derogará el decreto 8464, considerado "antidemocrático" por organizaciones sociales y sindicales, tras las protestas y marchas que se han llevado a cabo en la provincia.

El decreto, que ha generado fuertes críticas, criminaliza la protesta y establece sanciones para aquellos que obstruyan la circulación vehicular o peatonal en espacios públicos.

Morales hizo el anuncio en una conferencia de prensa junto al ministro de Hacienda y Finanzas y gobernador electo, Carlos Sadir. Sin embargo, el gobernador dejó claro que si los docentes no levantan las medidas de fuerza, se descontarán los días de huelga. Además, ratificó que la reforma constitucional en Jujuy continuará su curso.

Las protestas y marchas en rechazo al decreto y a la reforma constitucional impulsada por Morales han tenido lugar tanto en Jujuy como en la ciudad de Buenos Aires. Los docentes, que se encuentran en su noveno día de paro, exigen una recomposición salarial y rechazan las medidas que consideran vulneran sus derechos.

En respuesta a la derogación anunciada, los sindicatos docentes mantuvieron su postura de continuar con el plan de lucha y destacaron el alto acatamiento al paro. Además, referentes de distintas organizaciones sindicales y sociales formaron una "Intergremial" para analizar la conferencia de prensa de Morales, en la que denunciaron "extorsión" y "amenazas".

En apoyo a los docentes de Jujuy, referentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), de la CTA de los Trabajadores y del "Frente Milagro Sala" se movilizaron hacia la Casa de Jujuy en la Ciudad de Buenos Aires, exigiendo la derogación del decreto y denunciando la política autoritaria y antidemocrática del gobernador.

La derogación del decreto ha sido recibida con cierta cautela por parte de los manifestantes, quienes aseguran que seguirán luchando por sus demandas salariales y por el respeto a sus derechos laborales. Además, el Ministerio de Trabajo nacional expresó su preocupación por la situación en Jujuy y otras provincias donde se han dictado normas que vulneran el derecho de huelga y de libre expresión.

El conflicto entre los docentes y las autoridades provinciales continúa, y se espera que en los próximos días se realicen nuevas medidas de protesta, como cacerolazos, marchas y un paro general con marcha provincial.

La derogación del polémico decreto representa un avance en respuesta a las demandas de los manifestantes, pero la situación en Jujuy sigue siendo tensa y la resolución del conflicto está aún por definirse. La defensa de los derechos laborales y el respeto a la protesta social continúan siendo temas centrales en el debate público.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música