fbpx
27
Lun, May

Nacional

Luego de que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, fuera violentamente agredido durante una manifestación de colectiveros en protesta por la muerte de un chofer en un intento de robo, figuras de Juntos por el Cambio y otros espacios hablaron sobre el incidente.

Las miradas de distintos sectores del PRO, la UCR, la Coalición Cívica y los liberales osciló entre el repudio a la violencia que sufrió Berni, la solidaridad con el chofer fallecido, pero también incluyó ataques al ministro y extrañas mezclas de temas poco vinculables con lo sucedido pero que son parte inamovible del discurso de la oposición más reaccionaria.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó su solidaridad con la familia del chofer asesinado y al mismo tiempo repudió las agresiones a Berni. Justamente, fue la Policía de la Ciudad la que intervino en la General Paz, justo cuando parecía que el clima se calmaba tras los golpes al ministro y que iba a haber diálogo con los choferes.

"Toda mi solidaridad con la familia del chofer asesinado en La Matanza y el agradecimiento a la Policía de la Ciudad por su trabajo, especialmente a los 8 policías heridos. Repudio las agresiones al ministro Berni, estamos en contra de toda violencia, nos merecemos vivir en paz", escribió Larreta en redes sociales.

Desde el PRO también opinó su presidenta, quien al igual que Larreta busca ser candidata a la Casa Rosada. Patricia Bullrich escribió un mensaje en su cuenta de Twitter refiriéndose a los incidentes que se desataron media hora antes del mediodía. “¿Cómo no indignarse?”, empezó su mensaje la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri.

Según Bullrich, “la autoridad y el orden son necesarios”, en lo que fue una especie de crítica a la agresión a Berni, pero aclaró que “se construyen con el ejemplo, estando siempre del lado de la institucionalidad y no sólo cuando conviene”.

Por su parte, el presidente de bloque del PRO en la Cámara de Diputados de la Nación y ex ocupante del cargo de Berni, Cristian Ritondo, quien encabezó la cartera cuando sucedieron múltiples hechos de inseguridad en colectivos, entre otros, fue muy crítico con el gobierno bonaerense.

“Uno de los reclamos más urgentes en la Provincia es por mayor seguridad y la única respuesta del gobernador (Axel Kicillof) es esconderse detrás de Berni", chicaneó Ritondo, antes de agregar que "el Ministro de Seguridad busca hablar con los perjudicados, pero la gente ya está cansada de las palabras y quiere hechos”.

Ricardo López Murphy, diputado nacional que quiere competir por la jefatura de Gobierno porteño adentro de Juntos por el Cambio, responsabilizó al propio Berni sobre los hechos sucedidos en la marcha de los choferes de colectivo y mezcló temas para usufrutuar políticamente. “Años justificando robos y homicidios. Años destruyendo trabajos y oportunidades. Estas son las consecuencias, Sergio Berni”, sostuvo.

En tanto, la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires e integrante de la Coalición Cívica, Mariana Zuvic, también se expresó en las redes sociales, y pidió la renuncia de Berni. “El propio ministro de seguridad resistiéndose a la propia policía! Generando más caos y violencia! Este inepto inhábil debe renunciar! Irresponsable!”, tuiteó.

Por su parte, el diputado nacional José Luis Espert, que integra un bloque en soledad luego de anunciar que se suma a JXC, fue uno de los primeros dirigentes en referirse a las agresiones a Berni pero para criticarlo. “La gestión de seguridad de Sergio Berni es un fracaso absoluto”, sostuvo.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música