fbpx
27
Lun, May

Nacional

Sólo horas después del ataque que recibió, Berni sostuvo que en la marcha de los colectiveros "había infiltrados del PRO y Patricia Bullrich es parte de ese sector".

El ataque a Sergio Berni en el que fue salvajemente golpeado en la protesta de los colectiveros sigue generando consecuencias políticas, independientemente del hartazgo social por la inseguridad: es que el ministro de Seguridad bonaerense se hizo eco de informaciones e imágenes que trascendieron en las últimas horas y denunció que tiene "identificados" a presuntos "infiltrados" en la manifestación a quienes pudo relacionar al PRO y a su presidenta Patricia Bullrich.

En el mismo sentido fue más allá al precisar que en dicha manifestación, que se realizó en avenida General Paz en la zona lindera con La Matanza, "hubo un montón de agitadores del PRO que los tenemos identificados".

Las declaraciones del ministro bonaerense entrevistado en Radio 10 cobran sentido en el contexto de que el jueves pasado Bullrich organizó una reunión de mujeres en La Matanza en la que se utilizó un cartel con la leyenda “Nos quitaron tanto que nos quitaron ‘el miedo’”(SIC). Ese mismo cartel apareció en la protesta de los choferes de colectivo en la que Berni resultó agredido. El descubrimiento se viralizó anoche en Twitter.

Gabriel Lombardo era nombrado por efectivos del ex destacamento de Lomas del Mirador (donde fue torturado Luciano Arruga con 16 años) como "El Jefe". Este tipo me amenazó en la vía pública, mientras avanzaba sobre mí me decía en tono bajo "zurdita de mierda.

Por otro lado, Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga, advirtió por la presencia en la marcha de un tal Gabriel Lombardo, un personaje verdaderamente escabroso.“Era nombrado por efectivos del ex destacamento de Lomas del Mirador (donde fue torturado Luciano) como ‘El Jefe’. Me amenazó en la vía pública, mientras avanzaba sobre mí me decía en tono bajo ‘zurdita de mierda’”, escribió Orieta en Twitter. Los videos sobre este hombre cuestionando lo que luego se probó que sucedió con el joven también circulan en redes, igual que videos en la marcha de los colectiveros.

El cartel que dice «Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo» es el mismo en las dos fotos: ya lo tenían y lo volvieron a usar. (En la foto de la derecha hay que hacer zoom; está en el centro, arriba de Patricia Bullrich.)

Otro elemento que también se difundió vía redes, pese a que es información oficial, es la reunión durante las últimas semanas de Bullrich con "referentes" de colectiveros, hecho que contribuyó a sembrar dudas.

En este marco, ya ingresó a la Justicia Federal de Comodoro Py una denuncia penal para que se investigue el ataque contra Berni. En el texto, se pidió específicamente profundizar en los supuestos vínculos entre los agresores del ministro de Seguridad bonaerense y determinados sectores del PRO.

Según informó Vanesa Petrillo en C5N, la presentación advierte que esta agresión no habría sido realizada por manifestantes que actuaron espontáneamente, que efectivamente sí los había en el lugar, sino que habría existido un plan de acción sincronizado detrás del cual estaría el espacio político que lidera Bullrich.

La denuncia por el delito de intimidación pública grave fue presentada este martes por la abogada Valeria Carreras ante los Tribunales de Comodoro Py. El lunes, horas después del ataque, Carreras había publicado una serie de tuits donde aseguraba que la secuencia había sido planeada con anticipación.

"Berni avanza y comienzan a sumarse por detrás 'manifestante sueltos'. Empieza la encerrona, las puteadas y las arengas", marcó la abogada, quien agregó que habría habido personas encargadas de "habilitar el paso a los atacantes" para que puedan encerrar al ministro y empujarlo "hacia la pared".

"No golpean a camarógrafos: los dejan llegar cerca, quieren esa imagen. No piden por el colectivero asesinado, piden la renuncia de Berni", sostuvo, quien concluyó que "estos no eran trabajadores y esto no fue 'espontáneo'".

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música