fbpx
21
Mié, Feb

Nacional
Typography

La jueza federal Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman, aseguró que fue apartada de dos causas por "letrados de aceitados contactos políticos". Tras lo que el periodista Carlos Pagni, salió a cuestionar si Cristian Ritondo encubre o investiga desde la Comisión Bicameral de fiscalización de organismos y actividades de inteligencia.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal Alberto Nisman, denunció que fue apartada “por dos letrados de aceitados contactos políticos” de una causa por narcotráfico en la que investigaba los vínculos de un fiscal y al menos 40 policías bonaerenses, abogados y funcionarios judiciales. Así, apuntó contra el ex ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo y la exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

“Investigo, avanzo, llego a la detención y procesamiento con preventiva de funcionarios policiales que debían investigar al narcotráfico pero que eran socios del narcotráfico y ahí me recusan”, aseguró Arroyo Salgado durante una entrevista con José del Río en La Nación + como ejemplo de que “la justicia está muy politizada”.

Y explicó que en su apartamiento de la causa estuvieron involucrados “dos letrados de aceitados contactos políticos”. “Uno de ellos había sido funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense durante la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal”, señaló en alusión a Marcelo D’Angelo, ex asesor de Ritondo cuando este fue ministro de Seguridad, entre 2015 y 2019.

“Y el otro de los letrados fue el asesor de Monzó”, agregó la jueza federal y vinculó también al diputado nacional del PRO Emilio Monzó.

“Yo fui apartada de esa investigación”, concluyó sobre esa causa la jueza federal pero agregó: “A los seis meses, soy apartada de otra investigación en la que venía a cargo hacía tres años, cambian de abogado”. “También por parte de otro asesor de Ritondo, el doctor Marcelo Rocchetti me recusa en una causa de lavado de activos contra un representante de fútbol”, afirmó Arroyo Salgado.

La jueza mencionó así a dos hombres de confianza de Ritondo, D’Angelo y Rochetti que fue jefe de Gabinete del exministro durante su paso por la cartera de Seguridad bonaerense. También fue abogado de policías y del barrabrava de Boca Rafael Di Zeo, en una causa por homicidio cuando el presidente de ese club era Daniel Angelici. Especialmente con Rochetti, Arroyo Salgado tiene una interna que incluye insultos personales.

De esta forma, el ahora jefe de diputados del bloque del PRO obtiene una segunda acusación en menos de una semana. Elisa Carrió ya había apuntado contra Ritondo por ser uno de los dirigentes que está fuera de las “conductas éticas” que la líder de la Coalición Cívica quiere para Juntos por el Cambio.

Frente a esto el periodista Carlos Pagni advirtió sobre el rol del legislador del PRO. “Hay que recordar que Ritondo forma parte de la Comisión Bicameral de seguimiento de los organismos de inteligencia” apuntó el periodista y cuestionó: “No sabemos si para investigar o para cubrir”.

Arroyo Salgado no sólo reavivó las internas de Juntos por el Cambio, sino que denunció a un legislador que pretende postularse como gobernador para la provincia de Buenos Aires, apoyado por Macri y por Vidal.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música