fbpx
25
Sáb, May

Nacional

El presidente Alberto Fernández convocó a los gobernadores a asistir el jueves a las 18 a la Casa Rosada para la presentación pública de un proyecto de ley para ampliar - y subir la tension - la Corte Suprema de Justicia de la Nación a 25 miembros.

Se trata de una inciativa que el Poder Ejecutivo nacional confeccionó desde el Ministerio de Justicia que encabeza Martín Soria, por lo cual Nación se adelantó para contener a los mandatarios provinciales, que habían avanzado al punto de anunciar que convocarían a sus propios especialistas para redactar su propio texto.

¿Por qué los gobernadores quieren darle tanto impulso a un conflicto con la Corte? Están seguros, desde sus reuniones en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), de que el máximo tribunal fallará en contra de Nación y a favor de la Ciudad de Buenos Aires en el conflicto por la quita de coparticipación por el traspaso de la policía, cosa que los perjudicará y le "financiará la campaña electoral a (Horacio Rodríguez) Larreta"

Esa es la tesis que confesaron tanto participantes de esas reuniones de gobernadores como desde sectores del Frente de Todos a nivel nacional. No parece descabellada, ya que es algo que hasta Patricia Bullrich soltó públicamente, en su batalla interna con Larreta, y publicó La Nación, medio ligado a Mauricio Macri.

Justamente, respecto de qué hará la Corte en lo inmediato con ese diferendo hay distintas versiones. Algunos sostienen que favorecerá antes del invierno a Larreta con la cautelar, frenando la quita de fondos al favor de Macri, pero postergará la decisión de fondo. Otros rumores apuntan a que el tema ni siquiera recorrió aún los despachos de la mayoría de los supremos.

En concreto, la iniciativa de Fernández, que encontrará a los gobernadores como socios, subirá la tensión tanto con Horacio Rosatti como con Ricardo Lorenzetti, los dos jefes y voceros de la Corte. Más allá de que se pueda aprobar en el Congreso -con mayoría simple- una ampliación de estas características, el nombramiento de los candidatos a ocupar esas vacantes requiere de los dos tercios del Senado, y eso implica negociación indefectible con la oposición.

En particular, la mirada estaría puesta en los radicales, que tienen gobernadores propios y podrían acceder al reparto de bancas. De todos modos, no necesariamente deban cubrirse los 25 que contempla la propuesta restando, obvio, los 4 jueces supremos que actualmente y hace años están en funciones.

La versión indica que el proyecto tendría el visto bueno del kirchnerismo y que sólo consta de 3 artículos. En tanto, lo que continúa en revisión hasta última hora es cómo se dividiría en salas, cosa que estaba contemplada en la versión original, con la cuestión obvia de la cantidad de cargos en juego. El problema es que un sector relevante del mundo jurídico considera que dividir una Corte en salas es inconstitucional.

Si bien la ampliación alcanzaría el número de 25 jueces, la idea que circulaba en despachos oficiales es que no es necesario tener todo el nuevo plantel nombrado para que comience a funcionar en pleno y que, en cambio, podría ingresar conforme se negocien los nombramientos.

El mismo medio puso sobre la mesa que, en la hipotética negociación con la oposición, entrarían en juego lugares en e Ministerio Público Fiscal, Ministerio Público de la Defensa y Defensor del Pueblo, que están vacantes y por los que hasta hoy no se alcanzaron acuerdos políticos o ni siquiera se intentó iniciar el proceso para los nombramientos. Se sabe, no obstante, que el ala "halcón" de JXC ya rompió acuerdos internos por rechazar todas las negocaciones posibles sobre el tema que fuere.

Fuente: PA

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música