fbpx
27
Lun, May

Nacional

A pocas horas de realizarse el debate presidencial la organización espera que no se convierta en un show televisivo y que "no haya descalificaciones personales o agresiones" entre los candidatos.

La Cámara Nacional Electoral (CNE), encargada de organizar los debates presidenciales obligatorios en Argentina, espera que la primera instancia entre los cinco candidatos, que se llevará a cabo este domingo en Santiago del Estero, no se convierta en un "show televisivo" sino en una oportunidad para que la ciudadanía conozca las propuestas de los postulantes. Además, se espera que "no haya descalificaciones personales o agresiones" entre los candidatos.

El secretario de actuación de la CNE, Sebastián Schimmel, enfatizó que la idea es que el debate permita exposiciones firmes y hasta vehementes, pero sin caer en descalificaciones personales. El objetivo principal es proporcionar a la ciudadanía información sobre las propuestas de los candidatos de cara a las elecciones del 22 de octubre.

Schimmel destacó que se trata de un debate obligatorio establecido por la legislación y que la atención debe centrarse en escuchar a los candidatos en lugar de convertirlo en un espectáculo televisivo. Subrayó que la CNE se esfuerza por garantizar la equidad entre los candidatos y que el debate se enfoque en las plataformas y propuestas de los candidatos y candidatas.

Los temas principales de este primer debate serán economía, educación y derechos humanos y convivencia democrática, este último definido por la ciudadanía a través de un mecanismo de participación. Una novedad en este debate es que los candidatos pueden solicitar el derecho a réplica durante los tres bloques temáticos, lo que permite un diálogo y contraposición de las posturas y propuestas.

Cada candidato tendrá un minuto de introducción, seguido de un bloque de preguntas cruzadas en el que todos los candidatos realizarán preguntas alternadas y tendrán 15 segundos para hacer una pregunta concreta y 45 segundos para responder. El debate tendrá una duración aproximada de dos horas y veinte minutos, con dos cortes entre ejes temáticos.

Se han establecido reglas estrictas para el uso de papeles durante el debate, permitiendo solo anotaciones mínimas como ayuda memoria.

La CNE espera que este debate sea una oportunidad para que la ciudadanía conozca las propuestas de los candidatos y pueda tomar decisiones informadas en las próximas elecciones.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música