fbpx
21
Mié, Feb

Nacional
Typography

Entrevistado por Joaquín Morales Solá en TN hace días, pasó prácticamente desapercibida una llamativa anécdota que, en tono jocoso, Mauricio Macri contó para tratar de enaltecerse a sí mismo por su confirmación de que no será candidato a presidente de JxC y "mostrar" que para tomar esa decisión pudo vencer a su "ego", al cual denominó "enano interior".

En resumen, Macri contó que en 2005, tras haber perdido contra Aníbal Ibarra en CABA, lideraba el bloque opositor en la Legislatura porteña y tuvo que "echar" a Florencia Polimeni, una integrante de su espacio, porque por "ego" no acató una orden de su parte. Horas después, la mujer cuestionó la "violencia" de las palabras del ex presidente pero ahora además dio su versión, que lo desmiente y expone cómo intentaba "adoctrinarla" por haber cometido "el pecado de decirle que no".

"Me acuerdo de la primera lista que hice. Había una chica con mucho futuro. Pasaron seis meses y yo había perdido la elección con Ibarra. Estaba conduciendo a todos en la oposición, un ejercicio horrible para mí que siempre había sido un ejecutor con legisladores que no conocía. Y esta chica vino con su ´advisor`, su asesor. Yo le decía 'hay que votar esta ley porque es lo que corresponde'. Y ella me dijo: 'Yo me debo a la gente que me votó'. Entonces agarré y saqué una boleta vieja. Mi nombre era así (gesto de ´grande`) y el de ella ahí por la mitad, como décima en la lista, y los legisladores chiquititos. La puse en la mesa y le dije: 'Aparte de tu mamá, tu papá y tu novio, ¿quién vio tu nombre en la lista?". ¿Cómo terminó esa chica? La tuvimos que sacar del bloque y se acabó su carrera política porque su ego no lo manejó", relató el líder PRO.

"Le mostré la boleta: ´¿Quién vio tu nombre aparte de tu papá y tu novio? ¿Cómo terminó esta chica? La tuvimos que sacar y se acabó su carrera política"

La anécdota de Macri que Florencia Polimeni desmintió, y expuso las mentiras y "adoctrinamiento" del ex presidente.

En primer lugar y en rigor, Macri mintió porque Polimeni había entrado cuarta en la lista, no décima, y dicha nómina estaba liderada por la exvicepresidenta Gabriela Michetti. Tras separarse del bloque, la mujer conformó un monobloque llamado Guardapolvos Blancos en 2005.

Horas después de la anécdota de Macri, el portal Corta consultó a Polimeni, que en primer lugar atinó a desestimar que el encuentro haya sucedido como contó el ex presidente y, además, cuestionar la forma "bastante violenta y poco feliz su declaración", a la cual relacionó con más con las de un "patrón o de dueño que de político".

Pero esta mañana, Polimeni realizó un relato completo de su vínculo con Macri: desmintió que el ex presidente la haya echado, precisó que se fue a construir un bloque propio, pero fundamentalmente relató cómo fue el proceso de persecución que el referente del PRO hizo sobre ella y que, además, el relato expone "su forma de ejercer el poder".

"Me dolieron las palabras de Mauricio Macri con Morales Solá. Tardé un rato en darme cuenta que ese desdén irrespetuoso podía ser para mí. El pecado que cometí y que tanto lo enojó fue decirle que no. ¿Será suficiente razón para agredirme y descalificarme?", inició la ex legisladora.

Mientras el país duele va mi versión de esta novelita retro en la que estoy metida.

Luego precisó que la memoria de Macri "no es fiel" pero que no olvidó el "corazón" de la historia, al cual definió de una forma que deja muy mal parado al ex presidente: "Una joven le dijo que ´no` por convicción y él tuvo que ´ubicarla en su lugar`".

"Es un ejemplo potente de cómo para él y para muchos funciona el poder. Por eso lo cuenta a su manera", señaló Polimeni, y le marcó la cancha: "Ahí es donde su relato se rompe. La realidad es que no soy débil. Nunca lo fui. Ni me dejé llenar las orejas por mis asesores o mis novios, como cree recordar el ex presidente".

En ese punto, relató que las diferencias con Macri iniciaron antes de la reunión final y que la persiguió. "Después de meses de convocarme a reuniones en las que me retaba y me hacía adoctrinar por personas varios, harto de que yo convenciera a ´sus` diputados y diputadas de votar cuestiones que eran inconvenientes para sus intereses, empezó a aislarme para evitar el ´contagio`", relató.

Polimeni, entonces, contó que la "reunión final" fue en la casa donde entonces vivía Macri, en Barrio Parque, donde le dijo que no iba a "retirar el proyecto de ley de Educación Sexual que había presentado" sin "importar de dónde viniera la orden". También le advirtió que se iba del bloque pero que no iba a renunciar a su banca, y que no se iba ni se fue "de la política".

"Hoy, cuando todo el mundo parece derrumbarse, yo sigo luchando en las calles, en los pueblos como tantas otras y otros desconocidos. Mauricio Macri, no te guardo rencor. Hasta hoy creía que vos tampoco a mí", concluyó.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música