fbpx
25
Sáb, May

Nacional

El Ministerio de Transporte dictó la conciliación obligatoria para evitar la medida de fuerza de este martes, que afectaría los servicios de colectivos y trenes, entre otros. Sin embargo, el espacio sindical que encabeza Maturano confirmó el cese de actividades por 24 horas en reclamo de un bono para jubilados.

El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Trabajo, dictó la conciliación obligatoria para frenar o al menos posponer el paro de transporte, que de realizarse afectaría a colectivos y trenes, entre otros servicios, pero la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT) que conduce el ferroviario Omar Maturano confirmó que de igual modo ejecutarán la medida de fuerza.

Ese sector sindical del transporte había convocado a un paro de actividades de 24 horas para este martes, en reclamo del pago de un bono de $50.000 para los jubilados del sector y del impacto salarial del impuesto a las Ganancias.

Tras reuniones realizadas el viernes y este lunes, no se logró llegar a un acuerdo, pero la cartera laboral que encabeza Kelly Olmos dictó al conciliación obligatoria, que impide a los sindicatos realizar la medida de fuerza e insta a la contraparte patronal a continuar negociando.

Sin embargo, pasadas las 21 la UGATT emitió un comunicado en el que asegura: "Confirmamos la medida de acción directa anunciada con la pertinente antelación para que se tomen las medidas correspondientes, y con la suficiente sensibilidad y responsabilidad que tenemos las y los trabajadores del transporte".

"A partir de las 00 hs. del día 8 de noviembre HAY paro a nivel nacional de 24 hs, para que se les otorgue a todos los jubilados y pensionados un BONO de $ 50.000"

Antes argumentaron: "SI algo aprendimos de nuestros padres y madres es tener palabra. La forma que tenemos de dignificar su educación y cultura de trabajo, es cuidando con nuestro propio esfuerzo lo que hicieron por nuestra crianza, nuestros queridos jubilados y pensionados de todo el país".

Más temprano, Maturano se había expresado en otro sentido, en declaraciones radiales, acerca de qué pasaría si no había acuerdo y se dictaba la conciliación: "Si la respuesta es negativa vamos a hacer un paro de 24 horas y si es positiva levantaremos la medida. Si no nos dan nada, no se levanta la medida, se postergará por 5 o 10 días. Nosotros tenemos un deber como trabajadores y como dirigentes sindicales”.

Fuentes de las empresas de colectivos señalaban que no esperaban una adhesión importante a la medida. En algunas de ellas, incluso, alegaron no haber recibido una comunicación formal de que la misma iba a llevarse a cabo. En cambio, daban mayores chances a la posibilidad de que el paro tenga una mayor adhesión en el caso de los trenes, ya que Maturano lidera el Sindicato La Fraternidad, que agrupa a los conductores ferroviarios.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música