fbpx
23
Dom, Jun

Nacional

El presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa insistió en la necesidad de actualizar de manera urgente el piso de quienes pagan el Impuesto a las Ganancias, con el objetivo de generar un alivio fiscal para los trabajadores y jubilados que lo deben abonar.

La carta está dirigida hacia el ministro de Economía Martín Guzmán, con copia al presidente Alberto Fernández.

Luego de una nota enviada hace dos semanas, en la que le pedía que elevara este piso de $225.000 a $265.000 para que los aumentos salariales no fueran absorbidos por el impuesto, ahora Massa redobló su apuesta y quiere que ese piso pase a $ 275.000 mensuales. Además, solicita que esta modificación comience a aplicarse desde el mes próximo-julio-en lugar desde enero de 2023 como estaba pautado, dado a que se efectúa el pago del aguinaldo.

En el nuevo texto, enviado a Martín Guzmán, Massa detalló que, en base a una evaluación realizada por los equipos técnicos de Diputados, los trabajadores y jubilados alcanzados por el Impuestos a las Ganancias se han incrementado sustancialmente en estos últimos dos meses. Desde el entorno del tigrense resaltaron que "esto se exige que se haga porque si no, pierde el trabajador".

Según explicó en su escrito, en febrero de 2022 la cantidad de trabajadores y jubilados “retenidos” por el tributo era de 742.964 y que se elevó a 847.878 en abril, es decir, hubo un 14% de incremento en solo dos meses. Dada esta situación, Massa destaca la necesidad de que el Ejecutivo avance en esta modificación para "dar sostenibilidad a las políticas de este Gobierno referidas a mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y fortalecer la consolidación de la demanda y del mercado interno nacional".

Para argumentar su pedido, el titular de la Cámara Baja hizo un repaso por las distintas variaciones que tuvo la ley del Impuesto a las Ganancias y también de los cambios en la economía de Argentina. En principio, destacó que por medio de la Ley N° 27.617 “se introdujeron modificaciones a la Ley de Impuesto a las Ganancias con el objetivo de promover que la carga tributaria de dicho tributo no neutralice los beneficios derivados de la política económica y salarial asumida por el Gobierno”.

Esta ley “consolidó un esquema progresivo de alivio fiscal" y permitió "que 1,5 millones de trabajadores dejen de pagar el Impuesto a las Ganancias durante el 2021 incorporando, entre otras cuestiones, una deducción adicional para las remuneraciones y/o haberes brutos que no superen la suma de $150.000 mensuales, inclusive, de manera tal que la ganancia neta sujeta a impuesto sea igual a 0″.

Asimismo, marcó que "mediante el artículo 12 de dicha normativa se delegó en el Poder Ejecutivo nacional la facultad de incrementar dichos montos durante el año fiscal 2021″. Luego, mediante el Decreto 620 del 16 de septiembre de 2021, "el Poder Ejecutivo nacional dispuso que los montos de la remuneración y/o haber bruto se incrementen a 175.000 mensuales”. Para el año fiscal 2022, y por la actualización anual de los montos de remuneraciones y/o haberes brutos en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), se indicó que “no corresponderá retención alguna del impuesto a las ganancias cuando la remuneración bruta mensual no supere los 225.937 pesos”.

En ese sentido, Massa indicó que los “supuestos macroeconómicos y salariales actuales difieren de los tenidos en cuenta al momento de remitirse el pasado 15 de septiembre de 2021 la ley de presupuesto nacional para el 2022″, que contenía un cálculo de inflación del 33%, contra el 70% que calculan los analistas actualmente. Por este motivo, finalmente, el presidente de la Cámara de Diputados exige que se avance en la modificación del piso de dicha ley.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música