Inminente extradición del prófugo ex operador judicial de Macri

Sidebar

28
Mar, Sep

Nacional
Typography

La Comisión de Refugiados (CORE) del país vecino evaluó que el prófugo ex operador judicial de Macri no cumple los requisitos para recibir asilo. Así, todo indica que la justicia uruguaya resolverá aceptar el pedido de extradición de María Servini que lo dejaría preso en Argentina.

Muy malas noticias para Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, pero no sólo para él sino también para Juntos por el Cambio y el PRO en pleno proceso electoral de cara a las PASO: es que al prófugo en Uruguay ex operador judicial de Mauricio Macri le rechazaron el pedido para ser considerado refugiado y ahora quedó a tiro para que la justicia de ese país acepte la solicitud de extradición de María Servini y el legislador del Parlasur quede preso en Argentina.

En concreto, el ex funcionario que hoy además se conoció que tenía un documento formal para manejarle negocios a Macri, recibió un duro revés en Uruguay porque la Comisión de Refugiados (CORE) de ese país rechazó darle asilo.

El CORE es un organismo de siete miembros, presidido por la Cancillería e integrado por un funcionario de Migraciones, un representante de una universidad, un legislador, dos ONG y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Tenía 90 días desde que se suspendiera la extradición de Rodríguez Simón para expedirse y hoy, con ese plazo cumplido, lo hizo en contra del ex funcionario.

Ahora, el próximo paso es que el CORE le remita su dictamen a la justicia uruguaya para que ésta resuelva sobre el pedido de extradición de María Servini para que “Pepín” regrese a la Argentina para ser detenido en el marco de una causa. Sin embargo, el operador judicial puede apelar la resolución y que el expediente puede llegar incluso hasta la Corte uruguaya.

Cuando quede firme la definición de la CORE, la jueza Adriana Chamsarián, quien suspendiera la extradición, podrá retomar el proceso, extraditar a Simón y que Servini lo detenga en la Argentina. Antes, tiene pendiente la posibilidad de apelación.

El problema de "Pepín" es por una causa iniciada por Fabián de Sousa contra Macri, el todavía prófugo y otros ex funcionarios en la que están acusados de formar una “asociación ilícita” para perseguir y desapoderar al empresario de sus compañías y encarcelarlo. La fiscalía y la jueza tienen amplia probatoria al respecto.

Como ya explicó hace meses Política Argentina acá, la definición central era la de la CORE. Es que la justicia suele seguir lo que determine este organismo, por lo que el destino de “Pepín” está más que complicado.

En el pedido de extradición, Servini fue contundente acerca de los delitos que le imputa a Simón: “Los hechos que aquí se investigaban eran de grave trascendencia institucional, puesto que se denunciaron diferentes actos llevados a cabo por funcionarios públicos que involucraban a diversos organismos de la estructura del Gobierno e incluso al entonces Presidente de la Nación, en desmedro de un grupo empresario y los titulares de esas empresas".

"En ese marco, se habría logrado establecer que Fabián Jorge Rodríguez Simón, diciéndose representante del entonces Presidente, Ing. Mauricio Macri, habría participado de diversas reuniones con el querellante Cristóbal Manuel López, y sus socios (Federico de Achával y Ricardo Benedicto), en las que les manifestaba las pretensiones económicas y operativas que tenía el Gobierno, y que en caso de que no fueran acatadas les traería consecuencias negativas tanto para sus empresas como para ellos", agregó.

Lo peor es por qué se profugó a Uruguay el operador judicial de Macri: la magistrada lo había citado a indagatoria para interrogarlo luego de que se conocieran una serie de entrecruzamientos de sus llamados telefónicos durante tres años y medio y eso provocó que decidiera no presentarse y escapara.

Ante ese escenario, en mayo, Servini ordenó la captura de Rodríguez Simón. En la misma resolución pidió un congelamiento de sus cuentas bancarias y una inhibición de sus bienes.

Si bien Simón es diputado del Parlasur, en 2016 la Corte Suprema resolvió que los legisladores de ese organismo no tienen fueros. Fue luego de una campaña que promovió Cambiemos, hoy Juntos por el Cambio. Por eso, “Pepín” está en condiciones de ser detenido y no puede acusar a otros de quitarle la protección parlamentaria. Por eso se profugó a Uruguay.

En los cruces telefónicos que analizó Servini y complicaron a Rodríguez Simón, aparecen 10.738 llamadas durante tres años y medio -entre el 1 de enero del 2016 y el 31 de agosto del 2019- con un grupo de “interlocutores comunes y frecuentes”. Además de distintos funcionarios del Gobierno Nacional, figuraban 59 comunicaciones con el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, a quien él propuso para llegar al máximo tribunal y con el que mantenía una amistad previa -el juez fue al casamiento de la hija de “Pepín”.