Reparación Histórica

Sidebar

27
Vie, Nov
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 358

Local
Typography

Actividad legislativa, Reparación histórica a Pioneros de El Chaltén

Durante esta sesión, el legislador Jorge Arabel entregó una copia de la resolución sancionada por la Cámara de Diputados a Sara Cárdenas e Ysmael Sepúlveda, pioneros de la localidad de El Chaltén.

En la Sesión Ordinaria anterior, los legisladores sancionaron por unanimidad un proyecto de resolución del diputado Jorge Arabel por el cual le solicitó al Poder Ejecutivo Provincial, declare Lugar Histórico, de acuerdo a lo preceptuado por la Ley Nº 3138, a las construcciones que a continuación se detallan:

a) La Cabaña de madera de la zona construida aproximadamente en el año 1922, por los Pioneros Sara Cárdenas e Ysmael Sepúlveda, y el cementerio donde descansan los restos de Sara Cárdenas y Juan Elbio Díaz Sepúlveda, ubicados en el margen Norte del Lago del Desierto, imponiendo a los adjudicatarios el deber de cuidado y preservación de las construcciones históricas, conjuntamente con la autoridad de aplicación.

b) La construcción de madera de la zona conocida como Viejo Puesto  de Gendarmería Nacional, ubicada en el margen Sur del Lago del Desierto, y que es parte de las 4 hectáreas adjudicadas en venta mediante Acuerdo Nro. 154/15 del Consejo Agrario Provincial, a  favor de Silvia y Domingo Díaz Sepúlveda, imponiendo a los adjudicatarios el deber de cuidado y preservación de las construcciones históricas conjuntamente con la autoridad de aplicación, Secretaria de Estado de Cultura de la Provincia de Santa Cruz.

Reconocimiento

Ante esta situación, durante esta sesión el legislador entregó una copia de la resolución sancionada por la Cámara a Sara Cárdenas e Ysmael Sepúlveda, pioneros de la localidad de El Chaltén. Es oportuno destacar que en el año 1922, se establecieron en la margen Norte del Lago del Desierto los pioneros Sara Cárdenas e Ysmael Sepúlveda, los cuales venían refugiados de las huelgas rurales de 1921, habiendo sido participes de las mismas en su carácter de peones rurales de la entonces Estancia Alice, donde gracias a la actitud benevolente de un administrador, lograron salir de la Estancia Anita, lugar en el que se produjeron los fusilamientos conocidos por todos. Allí nace Juana Sepúlveda, que es la primera ciudadana argentina y humana que se tenga memoria y registro documental, nacida en esos hermosos y desolados parajes.

Entre los testimonios que dan cuenta de la presencia la familia Sepúlveda por esos lugares se encuentran el de los exploradores salesianos Padre Alberto de Agostini y Manuel González, los que estuvieron varias veces de visita al rancho de Sara Cárdenas.

Así como Sara Cárdenas y su esposo poblaron la margen Norte,  luego  Juana Sepúlveda y su esposo Román Díaz, hombre de origen tehuelche, poblaron la zona Sur del Lago, en el lugar donde hoy se encuentra el viejo puesto de Gendarmería Nacional. 

En épocas de la última dictadura militar, año 1981, las tierras fueron adjudicadas a personas distintas de los originales pobladores y pioneros. Los hermanos Díaz Sepúlveda siguieron reclamando por sus derechos y en el año 2012 y 2015 obtuvieron un reconocimiento parcial de los mismos.

Es así que en un acto parcial de reparación histórica, que conjuga el reconocimiento al espíritu pionero, el sacrificio realizado, las huelgas rurales y el origen tehuelche de su padre,  por acuerdo del Consejo Agrario Provincial Nro. 117/12 se les concede a los hermanos Silvia y Domingo Díaz  Sepulveda en adjudicación en venta las cuatro hectáreas donde se encuentra la cabaña de madera donde poblaron la zona los abuelos Sara Cárdenas e Ysmael Sepúlveda, y donde se encuentra el pequeño cementerio en el que descansan los restos de Sara y uno de sus nietos Juan Elbio, en la parte Norte del Lago.

Posteriormente, mediante acuerdo 154/15, el Consejo Agrario adjudica en venta a los hermanos Silvia y Domingo Díaz Sepúlveda, cuatro hectáreas en la parte Sur del Lago, donde tenía su rancho, quinta, y ganado Juana Sepúlveda y Román Díaz, y donde está el viejo puesto de Gendarmería Nacional, en el que estudiaron los hermanos, imponiéndoles asimismo el deber de preservación del lugar histórico.

También se les da por dicho instrumento el uso para fines agropecuarios y turísticos de 186 hectáreas en cada margen del Lago dentro de la reserva que se constituyó a favor de Gendarmería Nacional en el año 1966, por el Consejo Agrario Provincial.