fbpx
22
Sáb, Jun

Internacional

El Gobierno argentino volvió a expresar su "enérgico rechazo" a las maniobras militares realizadas por el Reino Unido en las Islas Malvinas, territorio que Argentina considera ocupado ilegalmente desde 1833.

A través de un comunicado oficial, el Poder Ejecutivo dejó claro su descontento con los ejercicios militares denominados "Cape Bayonet" llevados a cabo recientemente en la región.

Las maniobras militares, que violan una resolución de las Naciones Unidas que establece al Atlántico Sur como una "zona de paz y cooperación" internacional, fueron interpretadas por Argentina como una "injustificada demostración de fuerza" y un "deliberado apartamiento" de los llamamientos realizados por la comunidad internacional para reanudar las negociaciones sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

El presidente Alberto Fernández, a través de su administración, hizo hincapié en que estas acciones militares contradicen las resoluciones internacionales que instan a Argentina y al Reino Unido a encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía que involucra a ambas naciones respecto a las Islas Malvinas.

El canciller argentino, Felipe Solá, destacó que la persistencia del Reino Unido en llevar a cabo ejercicios militares en el Atlántico Sur va en contra de la voluntad de Argentina de resolver la controversia de manera pacífica y de acuerdo con el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

El comunicado oficial también subraya que la alegada condición defensiva de la base militar británica en el Atlántico Sur es injustificada y representa una amenaza para la región.

Argentina reafirma una vez más su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes, que considera parte integrante de su territorio nacional. Además, el Gobierno argentino reitera su disposición a reanudar las negociaciones bilaterales con el Reino Unido para resolver la controversia de soberanía.

Cabe mencionar que la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas ha sido reconocida por las Naciones Unidas y otros organismos internacionales a través de diversas resoluciones que instan a ambas partes a abstenerse de adoptar decisiones unilaterales que modifiquen la situación de las islas mientras se llevan a cabo negociaciones recomendadas por la comunidad internacional.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música