fbpx
30
Jue, May

Internacional

El ministro de Economía, Sergio Massa, comenzó su gira en la ciudad de Shanghái, con un enfoque en energía e infraestructura. Durante su primera jornada, se reunió con empresas chinas para avanzar en proyectos relacionados con energía eléctrica y obras de infraestructura en Argentina.

Uno de los encuentros destacados fue con representantes del Grupo Gezhouba (CGGC), donde se abordó el Proyecto Represas del Río Santa Cruz, que tiene como objetivo completar el segundo tramo de inversión de más de 1.000 millones de dólares para julio de este año. También se discutió el financiamiento para el desarrollo de dos plantas depuradoras y de tratamiento cloacal de AySA, que beneficiarán a más de 1.6 millones de personas.

Massa resaltó la importancia de acordar inversiones que no solo beneficien el presente, sino también el futuro del país. Además, mencionó que Argentina necesita adoptar una mirada estratégica para su desarrollo, dejando de lado las discusiones diarias.

El ministro estuvo acompañado por funcionarios como la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el Presidente de ENARSA, Agustín Geréz, entre otros. Por parte de Gezhouba, participaron el presidente Liu Huailiang y otros representantes.

En relación a las represas, Máximo Kirchner destacó su importancia para ampliar el parque de generación hidroeléctrica del país y diversificar su matriz energética. Se espera cumplir con los plazos previstos para la finalización del proyecto.

Posteriormente, Massa se reunió con autoridades de la empresa Power China para discutir el financiamiento del segundo tramo del Gasoducto Néstor Kirchner. En esta reunión también estuvieron presentes la Presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, y otros funcionarios.

El ministro también mantuvo un encuentro de trabajo con representantes de State Grid para avanzar en el Proyecto de Ampliación del Sistema de Transporte de Energía Eléctrica (PROASTEE). Este proyecto contempla el desarrollo de líneas de alta tensión que beneficiarán a aproximadamente 8 millones de personas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Las obras de infraestructura y energía mencionadas implicarán una inversión significativa y se espera generar miles de puestos de trabajo, así como mejorar la calidad del servicio y la eficiencia energética en el país. Los funcionarios resaltaron la importancia de la coordinación entre el sector público y privado para llevar adelante estas obras estratégicas.

En resumen, la gira de Massa en Shanghái se centra en impulsar proyectos de energía e infraestructura en Argentina, estableciendo acuerdos y avanzando en el financiamiento necesario para su ejecución. Estas iniciativas tienen como objetivo promover el desarrollo económico y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música