fbpx
13
Sáb, Abr

Nacional
Typography

El expresidente Mauricio Macri manifestó este viernes que "no es un momento para la improvisación en política internacional", al criticar las declaraciones de Alberto Fernández en su gira por Rusia tras reunirse con Vladimir Putin.

"Las relaciones internacionales deben ser cuidadosas y responder a un plan coherente que se extienda en el tiempo, mucho más allá de la duración del mandato de un gobierno", planteó en una carta publicada en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, aseguró: "Así fue durante mi gobierno la política exterior, que mantuvo al mismo tiempo y sin contradicciones excelentes relaciones políticas y comerciales con Estados Unidos, Rusia, China, Japón, todos los países europeos, los países clave de cada continente y casi todo los países de nuestra región, así como con casi todas las organizaciones internacionales que reúnen los intereses de los países".

El ex mandatario destacó en tanto que el jefe de Estado deslizó criticas contra EEUU semanas después de pedir ayuda en las negaciones con el FMI. "Se necesita extremada prudencia, sensatez, crear confianza, escuchar a los expertos, atender el conocimiento profesional y tener modestia", apuntò fuerte contra el Gobierno.

Carta completa de Mauricio Macri

Las relaciones internacionales deben ser cuidadosas y responder a un plan coherente que se extienda en el tiempo, mucho más allá de la duración del mandato de un gobierno. Se busca siempre que esas relaciones sean beneficiosas para el país, manteniendo para eso la mayor cantidad de socios posibles. Así fue durante mi gobierno la política exterior, que mantuvo al mismo tiempo y sin contradicciones excelentes relaciones políticas y comerciales con Estados Unidos, Rusia (vale aclarar que tuvimos cuatro fructíferas reuniones bilaterales con el presidente Putin), China, Japón, todos los países europeos, los países clave de cada continente y casi todo los países de nuestra región, así como con casi todas las organizaciones internacionales que reúnen los intereses de los países. El G20 realizado en Argentina fue la expresión más lograda de esa política equilibrada. Una gran parte del futuro de lo que la Argentina puede llegar a ser se juega en el cuidado de esas relaciones que, lamentablemente, el gobierno actual se empecina en dilapidar. Un error en el posicionamiento internacional puede ser la ruina económica e incluso hacer peligrar la paz del país y la región.

En el día de ayer, el presidente Fernández realizó riesgosas declaraciones frente al presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, que pueden alterar la posición internacional que la Argentina ha mantenido por años, además de potencialmente hacer peligrar el acuerdo aún no firmado entre la Argentina y el FMI.

Fernández dijo “yo estoy empecinado en que la Argentina tiene que dejar esa dependencia tan grande que tiene con el Fondo y los EEUU, que tiene que abrirse camino hacia otros lados y ahí es donde me parece que Rusia tiene un camino muy importante”. Además el presidente ofreció que la Argentina sea la “puerta de entrada” para que Rusia ingrese a América Latina.

Semanas antes, funcionarios argentinos se habían reunido con autoridades norteamericanas para solicitar la ayuda de EEUU frente a las negociaciones con el FMI. Todos sabemos que no se puede al mismo tiempo pedir ayuda y después declarar rechazo a quien nos está ayudando. Eso es lo que hizo la Argentina ayer con las palabras del Presidente.

No es un momento para la improvisación en política internacional. La amenaza de un conflicto armado pone en peligro la estabilidad mundial. Se necesita extremada prudencia, sensatez, crear confianza, escuchar a los expertos, atender el conocimiento profesional y tener modestia. Nada de lo que este gobierno ha mostrado hasta ahora.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música