Alfonsín criticó sutilmente al radicalismo y habló de una identidad en suspenso

Sidebar

18
Mié, May

Nacional
Typography

Tras el acto de ayer del radicalismo en Ferro, el Embajador argentino en España insistió en que la UCR sigue con su identidad en suspenso y remarcó que no ve en Facundo Manes, ni en otro dirigente, voluntad de corregir los errores cometidos desde el 2015.

El Embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín manifestó que es difícil de explicar porque se reunen el radicalismo y el Pro en un frente común, "si la UCR definiera dar una discusión acerca de su identidad, debería repensar la alianza que tiene conformada", y remarcó que las diferencias internas no son una cuestión de personalidades, "no se por qué preguntan por Facundo (Manes) permanentemente, es un problema partidario".

En este sentido resaltó, "no veo al partido, no he visto a nadie, no sólo a Facundo (Manes), que tenga una definición que me permita a mi suponer que existe una voluntad de corregir los errores cometidos desde 2015 para empezar a defender las ideas que tiene que ver con nuestra razon de ser" y planteó que no le preocupa lo que pasa en un acto o la vocación de disputar lugares en las listas, sino que la UCR recupere su identidad "esa que puso en suspenso de 2015 a 2019, incluso hasta ahora".

El exdiputado nacional consultado sobre si se puede sostener la alianza con Patricia Bullrich de candidata a Presidenta respondió, "yo creo que no, pero tampoco creí que se podía constituir una alianza de este tipo en el 2015, sin embargo se dio en el 2015 y se ratificó en 2017, 2019 y 2021, de manera que puede ser que me equivoque" y acotó que "JxC se sostiene porque el radicalismo sigue haciendo concesiones en términos de identidad, de programa, de proyecto e ideología".

Alfonsín hizo alusión a los dichos de los principales dirigentes del partido sobre llevar un candidato presidencial a 2023 y expresó que "si bien está dispuestos a discutir el liderazgo electoral, no están dispuestos a discutir el liderazgo conceptual porque cuando lo empiecen a hacer es posible que esa alianza ponga en evidencia que no tiene muchas posibilidades de sobrevivir". A su vez indicó que "esto que llaman un frente plural, es un frente contradictorio" porque reune a gente que piensa bastante distinto en términos económicos y sociales.

"Siempre pensé que el partido después del '19 debería haberse puesto en estado de asamblea, haber promovido un ejercicio de reflexión acerca de como habíamos gestionado esa presencia en Cambiemos", comentó y analizó que "si este hubiera sido sincero hubiéramos llegado a la conclusión de que era necesario construir otro tipo de alianza". También dijo que le preocupa que la UCR defienda ideas propiias y no las que son de otro partido porque cree que "son las que más le sirven a la sociedad, sobre todo a los sectores que nacimos para representar".

Para cerrar advirtió que "del 2015 al 2019 se dio un proceso que no se si tiene antecedentes históricos consistente en la renuncia por parte de la UCR de ocupar espacios políticos, eso no tiene precedente" y sostuvo que un partido político es un conjunto de ideas y en términos secundarios es un instrumento para luchar por el poder pero que en el radicalismo el espacio para luchar por el poder se transformó en principal y las ideas fueron consideradas secundarias, "'no importa para que quiero poder, simplemente lo quiero por el poder mismo y después veré que hago con él', así que haga política otro", concluyó.

Fuente: PA