info24rg - Macri pretende deslegitimar el reclamo de estudiantes y docentes

Nacional
Typography

La única alianza es la de Macri y Finocchiario con el FMI para ajustar a nuestros docentes. El presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires, Julián Asiner, salió al cruce del Ministro de Educación: “Atribuir la gigantesca huelga universitaria a una ‘alianza kirchnero-trotskista’ no es solo delirante: es una campaña macartista para deslegitimar los reclamos urgentes que estudiantes y docentes de todo el país están poniendo en el centro de la situación política.

En lugar de atacar nuestra lucha, Finocchiaro debería reconocer que los docentes tenían razón cuando rechazaron su ‘oferta’ de un 15% en cuotas. En lugar de negar el desfinanciamiento, debería restituir los 4 mil millones al presupuesto y poner en marcha las obras para que no ocurra en las universidades una nueva tragedia como la de Moreno, de la cual Finocchiaro es responsable directo”.

Asiner añadió: “la única alianza que existe es la de Macri y Finocchiaro con el FMI para ajustar a los docentes y al conjunto de la educación pública. El gobierno quiere que la universidad pública pague los platos rotos del fracaso de su política económica. La reunión que mantendrán hoy con los rectores solo tiene el propósito de quebrar la huelga. Macri y los rectores están asociados en una política de recorte de las carreras y devaluación los títulos que apunta a habilitar el negocio de los posgrados arancelados y la universidad privada. Hay una fuerte presión para dividir al movimiento, cerrar a los docentes con monedas y evitar que el jueves la Plaza de Mayo resuene contra el ajuste a la universidad pública. Finocchiaro olvidó mencionar el esfuerzo en ese sentido de los gremios kirchneristas, que a diferencia de la Conadu Histórica levantaron el paro”.

El titular de la FUBA finalizó: “la mejor respuesta a Finocchiaro la están dando los estudiantes y docentes de todo el país. Cada día se suman nuevas facultades tomadas y ahora comenzarán las ocupaciones en la UBA. En los gremios cuyas direcciones burocráticas llamaron a levantar el paro, las seccionales de base decidieron continuar con la huelga. El jueves convocamos a toda la sociedad a desbordar la Plaza de Mayo y hacer de la defensa de la universidad pública el punto de partida para derrotar todos los ataques a las conquistas de los trabajadores”.