fbpx
13
Jue, Jun

Nacional

Esta mañana, Claudia Barcia, subsecretaria de Protección contra la Violencia de Género, presentó su renuncia tras ser informada de la disolución de dicho organismo. La noticia fue comunicada por el Secretario de Derechos Humanos, Alberto Baños, a través de un mensaje de WhatsApp a las 19:57 hs del día anterior.

En su carta de renuncia "indeclinable", Barcia expresó: "Me dirijo a Uds. a fin de hacerles saber que en el día de ayer he recibido un llamado de WhatsApp a las 19:57 hs por parte del Secretario de Derechos Humanos Alberto Baños mediante el cual me comunicó que la Subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género, que se encuentra bajo la órbita jerárquica de la Secretaría de Justicia del Ministerio de Justicia conforme los decretos n° 450 y 451/24, dejará de existir”.

La renuncia de Barcia se produce en un contexto de posibles despidos en la subsecretaría y programas relacionados, lo que podría dejar sin funcionamiento iniciativas cruciales como Acompañar y la Línea 144, entre otros.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó una acción este mediodía para denunciar la situación de los trabajadores y, tras la renuncia de Barcia, emitió un comunicado contundente. "Este hecho representa un enorme retroceso no solo para el movimiento feminista y de la diversidad, sino en la institucionalidad de género en nuestro país, dejando por primera vez desde 1992, fecha de creación del entonces Consejo Nacional de la Mujer, sin organismo responsable de la ejecución de políticas públicas que promuevan una vida libre de violencias, sin discriminación y en pos de la igualdad”.

Además, ATE convocó a organizaciones sociales, feministas y sindicales a participar en una asamblea abierta el martes 11 a las 15:30 en Plaza Congreso.

El gobierno confirmó la disolución de la Subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género, oficializada en los decretos 450 y 451/2024, publicados en el Boletín Oficial el 24 de mayo. Según fuentes oficiales citadas por Tiempo Argentino, “luego de un riguroso estudio se detectó que existe una clara superposición de funciones entre distintas agencias gubernamentales”. Esto implica la necesidad de mantenimiento de estructuras y empleados. "Del área de la Subsecretaria se traspasaron más de 800 empleados. Por este motivo se decidió ordenar y eficientizar el servicio y se le quitó la jerarquía de Subsecretaría con el objetivo de optimizar recursos y superposiciones", explicaron.

También detallaron que, por la Ley de Convenciones Internacionales, algunas de las tareas de la exsubsecretaría se cumplirán en el marco de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, mientras que otras serán transferidas a la Secretaría de Justicia, ambas dependientes del Ministerio de Justicia.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música