fbpx
25
Sáb, May

Nacional

A casi 150 días de asumir su gobierno, Javier Milei se aseguró un importante respaldo para sus políticas de ajuste, tras obtener la media sanción de la Ley Bases en la Cámara de Diputados. Esta victoria, conseguida con el apoyo de una coalición opositora "dialoguista", marca un hito en su mandato, que ahora se enfrenta al desafío del Senado.

Las negociaciones en el recinto fueron intensas, con un juego político que dejó al descubierto las alianzas cambiantes en el ámbito legislativo. Los sectores afines a La Libertad Avanza, La Libertad Avanza y el PRO fueron determinantes para garantizar el éxito del oficialismo, sumando un total de 142 votos a favor.

La resistencia al proyecto provino principalmente de Unión por la Patria, el Frente de Izquierda y los socialistas, aunque hubo también abstenciones notables, como las de los radicales de Facundo Manes y Mónica Frade. Por otro lado, los gobernadores, señalados y cuestionados por Milei, aportaron su respaldo al proyecto.

El texto aprobado incluye disposiciones clave para el gobierno de Milei, como las facultades extraordinarias y la privatización de empresas públicas. La rápida gestión del presidente de la Cámara, Martín Menem, permitió avanzar en la discusión y lograr la aprobación de reformas estructurales en el Estado.

Entre los puntos más controvertidos estuvieron la supresión de organismos públicos y la privatización de empresas estratégicas, que recibieron modificaciones durante el debate para asegurar un mayor consenso. Sin embargo, hubo también resistencia a ciertos cambios propuestos, evidenciando las tensiones dentro del arco político.

El siguiente paso para la Ley Bases será el Senado, donde se espera un escenario más complejo para el oficialismo, dada la predominancia opositora en esa cámara. La incertidumbre política se mantiene, dejando abiertas múltiples posibilidades para el futuro del país.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música