fbpx
22
Jue, Feb

Nacional
Typography

El ministro de Economía y candidato a presidente por Union por la Patria, Sergio Massa, finalmente realizó el anuncio frente a una multitud de trabajadores en la Plaza de Mayo.

A partir del 1 de octubre próximo, el piso del Impuesto a las Ganancias se elevará a 1.770.000 pesos mensuales, lo que eximirá del pago a aproximadamente 800.000 contribuyentes y excluirá del gravamen al 90 por ciento de los actuales contribuyentes.

Massa, quien hizo el anuncio después de reunirse con líderes sindicales y autoridades de la Cámara de Diputados, destacó que este nuevo mínimo no imponible equivaldrá a 15 Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM) mensuales, que actualmente ascienden a $118.000.

"Hemos tomado la decisión de, por decreto, impulsar desde el 1 de octubre un mínimo no imponible de 1.770.000 pesos. En la Argentina solo van a quedar 80.000 gerentes, jubilados de privilegio o beneficiarios de altos ingresos pagando el Impuesto a las Ganancias", aseguró Massa.

Además, el ministro anunció que presentará un proyecto de ley ante el Congreso para que el nuevo piso se ajuste de manera semestral, en línea con la evolución del SMVM, con el objetivo de mantener constante el porcentaje de trabajadores que pagan este impuesto.

Massa enfatizó su compromiso con la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores y expresó: "Para mí, el salario no es ganancia. Es remuneración, el pago por el trabajo y esfuerzo que hace cada trabajador. Tenemos que terminar con esta locura de que un trabajador no quiera hacer horas extras para no perderla en el impuesto".

El proyecto presentado plantea cambiar la nomenclatura del Impuesto a las Ganancias (cuarta categoría) por el impuesto a los "Mayores Ingresos" y solo afectará a unos 80.000 contribuyentes, que corresponden a cargos ejecutivos y puestos calificados, jubilaciones de privilegio y representan menos del 1% de los empleos registrados del país.

Este nuevo mínimo no imponible se ajustaría en enero y julio de cada año, según lo establecido en el proyecto de ley, y se mantendría el beneficio del 22% de zona desfavorable. Además, se eliminarán distorsiones en las deducciones personales y generales que antes obligaban a los trabajadores a lidiar con cuestiones administrativas.

La propuesta requerirá de una ley, ya que el Impuesto a las Ganancias es de ejercicio anual, por lo que debería entrar en vigencia a partir del 1 de enero de 2024. Sin embargo, se plantea un esquema "puente" con beneficios similares a partir de las remuneraciones de octubre de este año.

El ministro Massa subrayó el impacto positivo de esta medida en el poder adquisitivo de los trabajadores y en la reactivación económica, anticipando que el esfuerzo fiscal implicará dejar de recaudar cerca de $1 billón al año.

"Argentina le cobra un impuesto a los bienes que se importan de otros países, esto es, le pone un impuesto al trabajo extranjero, que genera una mayor recaudación; esto, sumado a la mejora en el consumo y la recaudación de impuestos que genera, servirá para financiar la eliminación del impuesto a las Ganancias", afirmó Massa.

Con estos cambios, se espera que cerca de 800.000 contribuyentes dejen de pagar el Impuesto a las Ganancias. Los sectores más beneficiados incluyen la Industria Manufacturera, Defensa, Seguridad, Enseñanza Pública, Administración pública, Intermediación Financiera, Servicios de Seguros, Comunicaciones y más.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música