fbpx
25
Sáb, May

Nacional

En un giro inesperado en el caso del atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, el abogado de la funcionaria, Marcos Aldazábal, ha presentado una denuncia contra la fiscalía por presunta filtración de información a abogados vinculados al diputado Gerardo Milman.

Esta acusación ha generado preocupación y ha puesto en tela de juicio la imparcialidad de las investigaciones.

Aldazábal, a través de su cuenta de Twitter, detalló el contenido de la denuncia, en la cual señala que la fiscalía habría pasado información confidencial al abogado de una persona sospechada, poniendo así en riesgo a una testigo. Según el abogado, una de las asesoras de Milman presentó un escrito para ampliar su declaración el 2 de mayo a las 13:18, y la fiscalía lo subió al expediente el 3 de mayo a la misma hora, lo que indica que durante 24 horas solo estaba en posesión de la fiscalía.

Además, Aldazábal afirmó que la testigo comenzó a recibir mensajes sospechosos de otra asesora de Milman, Carolina Gómez Mónaco, quien fuera directora de la Escuela de Inteligencia Criminal de la Nación. El abogado señaló que el 2 de mayo a las 21:43, Gómez Mónaco le reenvió un audio en el que un abogado llamado "Diego" informaba sobre la intención de la testigo de ampliar su declaración. Esto implicaría que un abogado cercano a Milman conocía la existencia del escrito antes de que la fiscalía lo subiera al expediente.

Ante esta situación, Aldazábal solicitó la recusación del fiscal a cargo del caso, argumentando que es necesario preservar la imparcialidad en la justicia. Sin embargo, criticó a la jueza del expediente, María Eugenia Capuchetti, quien rechazó la recusación sin darle trámite ni llamar al fiscal para que explicara lo sucedido. El abogado expresó su preocupación por la aparente falta de importancia que la jueza le otorga al hecho de que un abogado ajeno a la causa y cercano a personas sospechadas tuviera conocimiento del escrito antes que las partes involucradas.

Cabe recordar que la semana pasada, Gerardo Milman se "autoimputó" en el caso del intento de asesinato de la vicepresidenta, luego de una alusión al hecho realizada en un bar cercano al Congreso Nacional días antes.

La denuncia presentada por el abogado de Cristina Kirchner ha generado un nuevo enfoque en el caso, planteando interrogantes sobre la transparencia y la equidad en la investigación. Ahora queda en manos de la Cámara Federal determinar si la fiscalía será recusada y si se tomarán medidas para garantizar la imparcialidad en el proceso.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música