fbpx
07
Mié, Jun

Nacional
Typography

Tras suspender su agenda de hoy, el Presidente ya se encuentra junto a la dirigente social, que está internada por una trombosis venosa en Jujuy. "La verdad es que no me deja tranquilo la situación y quise acompañarla para dar testimonio con mi compromiso”, dijo.

El presidente Alberto Fernández llegó a Jujuy tras suspender su agenda de hoy y ya está en la Clínica Los Lapachos acompañando a Milagro Sala, que está internada por una trombosis venosa desde la noche del lunes.

Al llegar a la provincia, el mandatario habló con Víctor Hugo Morales en AM 750: “Llegué de Alemania, hablé con el marido de Milagro y le dije que iba a ir a visitarla”.

“Yo siempre he planteado lo indebido de su detención y la irregularidad de los procesos que ha enfrentado. La situación es muy grave, lleva 7 años presa y su salud se ha deteriorado mucho igual que la de su marido. La verdad es que no me deja tranquilo la situación y quise acompañarla para dar testimonio con mi compromiso”, contó el presidente Fernández.

En ese sentido, y luego en conferencia de prensa, dijo que arribó a ver a la dirigente social por una "cuestión humanitaria", y puso los ejemplos de su visita a Lula da Silva cuando estaba preso en Brasil y su trabajo para salvar la vida de Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia.

Por eso, dijo que fue a "hacer público el compromiso y llamar la atención a la Argentina y al mundo sobre algo que está ocurriendo y no debería ocurrir; afecta la libertad de una persona y también su salud”.

El Presidente le pidió a la Corte Suprema que "tiene la causa hace más de dos años" que "por favor se aboque al tema", ya que Sala se encuentra "hace 7 años en prisión preventiva".

"Que los juicios se hagan sin presiones políticas", enfatizó el Presidente, que insistió en que viene a "llamar la atención sobre lo que está sucediendo" y "dejar testimonio de la preocupación" que tiene por el caso de Sala y su prisión.

Fuente: PA

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música