info24rg - Unifican proyectos para defender la industria petrolera

Local
Typography

En la 12º sesión de la Cámara de Diputados, se unificaron dos iniciativas de los diputados Matías Mazú, Víctor Álvarez y Gerardo Terraz que tiene como fin solicitar medidas para garantizar la producción y los puestos de trabajo en la industria petrolera.

Dos iniciativas de similar tenor fueron presentadas para su tratamiento en la 12º sesión de la Cámara de Diputados que se llevó a cabo el jueves. Por una parte, el diputado Matías Mazú y Víctor Álvarez, del bloque oficialista, y por otra parte el diputado Gerardo Terraz, del bloque Unión Para Vivir Mejor, presentaron distintos proyectos de resolución mediante los cuales solicitaban una serie de medidas relacionadas a la defensa de la industria petrolera.

Ambas iniciativas fueron analizadas en conjunto y se consensuó entre los dos bloques un texto unificado, que fue votado en el recinto y que establece, en primer término, solicitar al Ministerio de Energía y Minería de la Nación no aplique medidas destinadas a dejar sin efecto el precio sostén del barril de petróleo en el mercado interno, a fin de garantizar el desarrollo de la producción, el mantenimiento de los puestos de trabajo y la paz social de las provincias productoras de petróleo y en el caso especial la Provincia de Santa Cruz.

Asimismo, mediante la resolución votada en el recinto, los diputados solicitan a los Poderes Ejecutivos de las Provincias productoras de petróleo, instrumenten a la brevedad una convocatoria de sus Instituciones a fin de generar un mecanismo de estrategia común en defensa del mantenimiento del precio sostén del barril de petróleo en el mercado interno, a la vez que piden la constitución y puesta en función de la Comisión de Fiscalización de la Concesión Hidrocarburífera creada por Ley 3334.

Finalmente, los legisladores invitan al Parlamento Patagónico y a las Legislaturas de las Provincias productoras de petróleo a que se pronuncien en similares términos, a la vez que enviarán copia del texto aprobado a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), a la comisión de Energía, Minería y Combustibles del Senado de la Nación y a la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados de la Nación.

En los fundamentos de la iniciativa del diputado Mazú, que realizó en conjunto con Álvarez, se expresa que “vemos con singular preocupación” la decisión adoptada por el Gobierno Nacional de disminuir el valor del precio sostén del barril de petróleo que se paga en el mercado interno, lo que en definitiva traerá aparejado una caída en la actividad.

Este sistema o mecanismo de precio sostén que había sido pautado entre la Nación, las Provincias productoras de petróleo, los sindicatos y las industrias, consiste básicamente en que los productores locales de petróleos reciben un valor adicional por su barril de petróleo al que se paga en el mercado internacional. Esta especie de compensación fue instrumentada con claros fines de incentivo para mantener la actividad productora local de petróleo.

Sin embargo, ahora el Gobierno Nacional pautó una reducción de este valor, lo cual “va a incidir en las economías locales, concretamente en la merma de ingresos que nuestra provincia percibe por regalías petroleras”, según indican los diputados en la iniciativa, agregando que la actividad hidrocarburífera es parte central de la estructura económica financiera de la provincia, por lo cual se debe “abogar por mantener todas aquellas acciones que no contribuyan a mermar el poder adquisitivo de la población o lo que sería aún más negativo, acarrear desocupación e incertidumbre”.

Finalmente, los legisladores aseguran que “garantizar la Paz Social es una construcción de todos, y en especial de quienes dirigen los Estamentos del Estado, los Sindicatos, las Entidades Intermedias. Hoy las Organizaciones Sindicales del Sector advierten las consecuencias de tomar esta medida de reducción del precio sostén del petróleo criollo que se expresa en una sencilla ecuación: más desempleo, paralización de de la producción por medidas de fuerza, merma en la recaudación de la renta petrolera para las provincias productoras, además de las imprevistas derivaciones que suelen tener conflictos relacionados con tan alta actividad económica