fbpx
22
Sáb, Jun

Ciencia y Tecnología

Recientemente la prestigiosa y reconocida a nivel mundial "Revista Nature", hizo pública una nota editorial en donde se advierte lo peligroso que seria una presidencia ocupada por Javier Milei. Esta posición claramente fijada por un medio de divulgación científica causo revuelo ya que es inusual este tipo de manifestaciones.

A lo largo del documento se aborda la situación política en Argentina en el contexto de las elecciones presidenciales. El autor destaca la importancia de la inversión en investigación y desarrollo (I+D) para el crecimiento económico, el bienestar y la prosperidad a largo plazo del país.

En las elecciones presidenciales, los ciudadanos argentinos se enfrentaron a dos candidatos prominentes: Sergio Massa, actual ministro de economía del partido gobernante de centroizquierda, y Javier Milei, un economista y personalidad de la televisión del partido

libertario de extrema derecha. Ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría requerida en la primera vuelta, lo que llevó a una segunda ronda de votación programada para el 19 de noviembre.

El artículo expone las propuestas radicales de Milei, quien planea una remodelación completa de la financiación para la ciencia, el medio ambiente, la salud y la educación en Argentina. Su objetivo es reducir el gasto del gobierno en un 15 % del producto interno bruto (PIB). Esto implicaría el cierre del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (CONICET), la principal agencia pública de financiación científica del país, así como la eliminación de tres ministerios clave: medio ambiente, salud y el Ministerio de Mujer, Género y Diversidad.

El autor del artículo critica estas propuestas extremas, argumentando que reducir la inversión en I+D no es la solución para los problemas económicos de Argentina. Actualmente, el país gasta solo el 0,5 % de su PIB en I+D, una cifra considerablemente baja en comparación con otros países de ingresos medios e incluso por debajo del promedio de las naciones de altos ingresos. La evidencia acumulada demuestra que la inversión en I+D, incluida la ciencia básica, impulsa el crecimiento económico. Por lo tanto, el autor insta a Argentina a aspirar a un nivel de inversión en I+D cercano al 2,7 % del PIB, el promedio de las naciones de altos ingresos en 2020.

En lugar de abolir agencias de financiación científica y ministerios esenciales, el autor aboga por una colaboración estrecha entre los líderes políticos y científicos del país. Destaca la disposición de los investigadores para contribuir al progreso de Argentina y la necesidad de brindarles la oportunidad adecuada para hacerlo. En resumen, el artículo enfatiza la importancia de proteger y aumentar la inversión en investigación y desarrollo como una vía fundamental para el crecimiento económico y el bienestar a largo plazo de Argentina.

Aqui el Documento Original

Ver Nota

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música