fbpx
20
Sáb, Jul

Nacional

En el marco del paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), las tensiones entre el cotitular de la central obrera, Pablo Moyano, y el ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo, volvieron a hacerse evidentes.

Caputo expresó su solidaridad con los trabajadores que no pudieron llegar a sus puestos debido a la falta de transporte. Sin embargo, esta muestra de apoyo fue recibida con dureza por parte de Moyano, quien lo acusó de complicidad en el manejo de préstamos millonarios: "El hecho de que Caputo se solidarice con el daño que hizo, cuando se afanó el préstamo de los 45 mil millones de dólares, es como que Barreda hablara de la familia”, disparó Moyano en conferencia de prensa.

Ante estas palabras, Caputo no dudó en responder en redes sociales, calificando a Moyano de "mero matón" y asegurando que no representa a nadie. Además, recordó una amenaza previa de Moyano sobre arrojarlo al Riachuelo, desafiándolo con su habilidad para nadar.

En otro frente, Carlos Acuña, otro de los cotitulares de la CGT, también se sumó al intercambio de declaraciones. Dirigiéndose al economista Javier Milei, Acuña le pidió que vaya a los barrios a preguntarle a los trabajadores si sus salarios son suficientes, en respuesta a los comentarios de Milei sobre el supuesto aumento de los salarios frente a la inflación.

En medio de la conflictividad, la tensión entre representantes sindicales y funcionarios del gobierno se mantiene en un clima de confrontación constante.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música