fbpx
30
Jue, May

Nacional

El presidente Alberto Fernández afirmó este martes que no le gustó lo que hizo Matías Kulfas y por eso tomó la decisión de pedir su renuncia al Ministerio de Desarrollo Productivo, al saludar a los periodistas por su día en la Casa Rosada.

"No me gustan los off, las cosas dichas en secreto, cuando un funcionario habla tiene que hablar públicamente", aseguró el jefe de Estado y agregó: "No me gustó lo que hizo Matías, por eso tomé la decisión que tomé".

En diálogo con periodistas acreditados en la Casa Rosada, el mandatario se refirió así a los cuestionamientos de Kulfas al proceso de licitación para la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner: “Lo que piensa Matías es lo que piensa Matías. Definitivamente, no comparto lo que piensa en ese punto”.

Sobre las objeciones del exfuncionario, quien fue citado a declarar por la Justicia, Fernández consideró que no es "un juez" y que la denuncia la tiene un magistrado y que "él resolverá lo que tenga que hacer”.

"Pudimos reemplazar con Daniel Scioli a Matías Kulfas. Daniel es un gran amigo y hablé mucho con Sergio Massa, que es alguien cuya opinión yo pondero particularmente, y estuvimos viendo cómo encarrilar el momento que se estaba dando", manifestó.

Además, el Presidente expresó que también está "feliz" por el regreso de Agustín Rossi al Gobierno, quien fue designado al frente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Sostuvo que es otro valor "incalculable" para su gabinete y se expresó "agradecido" con la ex interventora de ese organismo, Cristina Caamaño.

En otro orden, se refirió a las palabras vertidas por el empresario Federico Braun, presidente de La Anónima, en el marco de la jornada "20 años de AEA" (Asociación Empresaria Argentina), quien afirmó entre risas que, ante la inflación, "remarca precios todos los días".

"Muchas veces yo les he hablado a los argentinos de la inflación autoconstruida, que no es otra cosa que la remarcación de precios. Si querían verle la cara a la remarcación de precios la tuvieron esta mañana en la AEA", enunció.

Acto seguido indicó que esta mañana él también participó del foro empresario, en el que le pidió a los empresarios argentinos "que entiendan la dimensión del problema que padece la economía mundial".

"La economía mundial está afectada por una guerra. Una guerra que está afectando los precios de los alimentos y está poniendo en crisis la seguridad alimentaria en el mundo y por lo tanto, lo que tenemos que hacer es trabajar con responsabilidad. No me parece responsable que se le pregunte a un empresario de esa magnitud qué solución tiene para la inflación y su respuesta sea remarcar precios. Eso me parece una enorme irresponsabilidad", concluyó.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música