Lousteau castigó con dureza a la UCR y los calificó como un "Partido misógino"

Sidebar

16
Lun, May

Nacional
Typography

Tras la fractura en el Congreso, el senador de Evolución Radical afirmó que "la UCR no piensa en construir mayorías" sino que "prefiere salvar privilegios y prebendas de las minorías" y acusó a sus correligionarios de ser un espacio "misógino" y de "resistirse a los jóvenes".

La interna que se desató en la Unión Cívica Radical no frena. Es más, sigue escalando. Tras la ruptura en la Cámara de Diputados y la corrida de cargos en el Senado, Martín Lousteau defendió la decisión de su espacio, Evolución Radical, y castigó con dureza a la UCR con acusaciones y descripciones que dejan el panorama hacia adelante al borde de una crisis insalvable al interior de Juntos por el Cambio.

En las últimas horas, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, ofició de vocero del "radicalismo tradicional" y castigó no sólo al ex embajador en los Estados Unidos sino también a quien sería su apoyo en el PRO, el jefe de Gobierno porteñó, Horacio Rodríguez Larreta. Básicamente, dijo que las huestes del primero son contratadas por el segundo y que se trata de una alianza para que el alcalde porteño consolide su candidatura presidencial 2023.

Ahora, Lousteau escribió una carta que se publicó en Clarín en la que arremetió con acusaciones de un tenor de difícil marcha atrás. “A la UCR la transformaron en un partido al que le cuesta organizarse para ganar. No piensa en construir mayorías, prefiere salvar los privilegios y prebendas de las minorías. Son minorías en la sociedad argentina pero mayoría en la estructura partidaria. Es una paradoja cruel, pero así funciona el partido nacional desde hace veinte años”, sostuvo en uno de los tramos más candentes", disparó en un tramo elocuente.

En el texto, además, califica al sector radical mayoritario, que conducen Morales, Mario Negri y Alfredo Cornejo, como un "partido misógino, que se resiste a los jóvenes y en el que prima la mirada pequeña de la política" y apunta a una parte de sus dirigentes a quienes señala como "señores feudales".

El senador afirmó que el radicalismo "tiene períodos en los que se dedica a obturar los liderazgos emergentes" y sale también a cuestionar a quienes atacan a su espacio político acusando que es controlado por Enrique Nosiglia, dirigente al que alejan de la idea de "renovación" que esgrime Lousteau.

"Tengo aprecio por él - escribió Lousteau sobre el `Coti´ -, fue ministro de la restauración democrática. Su compromiso con el legado de Alfonsín es indiscutible. No soy de aquellos a los que le dicen qué hacer: el liderazgo de Evolución Radical lo ejerzo yo y es mi responsabilidad", aseguró.

En el mismo sentido señaló que con el resultado de las PASO y las elecciones "emergieron nuevas figuras en todo el país, consolidando un proceso de renovación que hay que profundizar" y evaluó que "ellos deberían ser los candidatos a intendentes y gobernadores".

“Vamos a aportar soluciones con cuadros formados para la gestión, analizando los temas que proponga el oficialismo y -lo más importante- planteando propuestas alternativas. Establecer nuestra propia agenda es la renovación imprescindible para edificar un futuro mejor”, explicó.

Señaló que al asumir como senador propuso “en el Bloque que con los recursos se armen equipos altamente capacitados para que provean a los legisladores de los mejores insumos”, pero que le respondieron "con una sonrisa irónica".

"Es un ejemplo claro de esta dirigencia que se apropia de los lugares como si fuesen un bien personal. No creen que pueden ser mayoría y entonces se acomodan en el lugar donde están y ni se plantean cómo transformar la realidad”, continuó.

Al cierre de su misiva, disparó con todo: “Eso también implica no amilanarse frente a aquellos que solo buscan el poder para preservarse. Vale para los ajenos y también para los propios. Los señores feudales tienen poco que ver con nuestra historia democrática”.