El rol de Macri en la pandemia es sabotear las esperanzas de los argentinos

Sidebar

20
Dom, Jun

Nacional
Typography

El presidente del bloque oficialista en Diputados aseguró que el exmandatario "no le ha hecho nada bien a la Argentina" cuando estuvo a cargo del Poder Ejecutivo y al mismo tiempo consideró que la intención del líder de Juntos por el Cambio durante la pandemia "ha sido sabotear constantemente las esperanzas de los argentinos".

“(Macri) ha sido el gran responsable de la situación económica que recibió el Gobierno de Alberto Fernández, que es muy diferente a la que él recibió en 2015 porque empeoró todos los números”, dijo el diputado en declaraciones a C5N, en el marco de una visita que realizó hoy al vacunatorio del Hogar Geriátrico “Santa Susana”, en el municipio bonaerense de Merlo.

Agregó que Macri "no le ha hecho nada bien a la Argentina" al gobernar mostrando "un gran desprecio" por la gente, con un sentido "egoísta y egocéntrico".

"Tuvo el gran gran honor de gobernar a los argentinos y lo ha hecho con un desprecio por su gente pocas veces visto desde 1983 en adelante”, aseveró Kirchner, que estuvo acompañado en el acto por el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich.

Dijo también que el expresidente "no solo no cumplió con ninguno de los objetivos que le propuso a los argentinos cuando se presentó como candidato, sino que directamente durante su gestión, en muchas oportunidades, fue en sentido opuesto a las promesas que hizo”.

El jefe del bloque oficialista en Diputados sostuvo, sin embargo, que “nunca" esperó "nada de Macri, ni antes, ni cuando fue presidente ni después” y lamentó que cuando “el expresidente hoy señala con un dedo al Gobierno, se olvida que mientras él señala con un dedo, hay otros tres -dedos- que lo señalan a él”.

El diputado nacional recordó que, tras la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO de 2019, el entonces candidato presidencial del FdT Alberto Fernández “le llevó tranquilidad con mucha generosidad mientras él daba una vuelta por el país en una alocada campaña”.

En esos momentos, dijo, “Alberto traía tranquilidad mientras Macri no la traía y eso habla muy bien del actual Presidente porque podría haber especulado para ampliar la diferencia de votos, pero lo que hizo fue cuidar a la Argentina”.

“Uno lo que esperaba del expresidente es que fuera un poco más solidario, pero no lo ha sido. Puede haber desavenencias ante políticas particulares, pero lo de Macri ha sido sabotear constantemente las esperanzas de los argentinos y creo que tiene que ver más con un resentimiento personal porque es el primer presidente que no reeligió en la Argentina”, dijo.

Respecto al rol de la oposición durante la pandemia, señaló: “Esta bien que la oposición marque los errores y el Gobierno corrija, pero la mala saña y sembrar cizaña entre los argentinos muchas veces derivan en el episodio de Bahía Blanca”, donde explotó una bomba en un local partidario del Frente de Todos.

“Macri debería tener un poco más de humildad, aunque sé que es difícil pedirle eso. Tengo esperanza de que algún dirigente dentro de la oposición va a ir lentamente marchando un camino democrático con una política de competencia sana”, concluyó.

Durante la entrevista televisiva, el referente de la agrupación La Cámpora también calificó a la dirigente macrista Patricia Bullrich como un “personaje menor” tras sus declaraciones de supuestas irregularidades en el caso de la no compra de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer, que generaron el rechazo de gran parte del arco político y la desmentida del propio laboratorio internacional.

Al respecto, fustigó: “Si bien (Bullrich) es la presidenta del principal partido político de la oposición -PRO-, creo que es un personaje menor que lo que busca es llamar la atención y en función de eso dice cualquier barbaridad”.

En ese sentido, añadió que “un sector de la oposición, no toda, lo único que busca es sabotear la esperanza de la gente con lo difícil que es la situación” en el marco de la segunda ola de contagios de Covid-19.

“Hay algunos que sabiendo que no hay argentinos o argentinas que puedan estar contentos con esta situación y que muchos estamos muy sensibles, lo que vienen a hacer es a meter el dedo en la llaga en vez de ayudar a curar y de pasar este momento de la mejor manera posible porque no solo es muy complejo para nuestro país, sino que lo es para todo el mundo”, apuntó.